Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

Este 14 de marzo se cumple un año en que la Secretaría de Salud del Estado informó que un día antes se habría detectado el primer caso de COVID-19 en la entidad, y se trataba de un joven estudiante, procedente de España que arribó al aeropuerto local, por lo que para ubicar a otros posibles contagiados, fue necesario contactar al resto de los que le acompañaban en el vuelo de la Ciudad de México a esta entidad para ponerlos en cuarentena también.
A un año de que esto ocurrió en Aguascalientes, 15 días después del primer caso positivo en todo el país, aquí se han tenido semanas con altibajos en el número de contagios, nada que ver con las primeras semanas de pandemia, cuando asombraba el reporte de uno o dos positivos más, llegó a asustar cuando se presentaron 10; no se diga del primer muerto que se registró en abril y de ahí en adelante, se vive en la zozobra.
ASÍ VAN LAS CIFRAS. Por lo pronto, ayer se tuvo la confirmación del menor número de fallecidos en los últimos meses con tres personas que perdieron la batalla, cuando diariamente se han venido presentando entre 8 y 10, también en el número de contagios se muestra una tendencia a la baja, fueron 50 adicionales, para llegar hasta ayer a los 19 mil 850 positivos de marzo desde marzo del año pasado.
No obstante a que la nueva normalidad es vivida por muchas personas sin temor, el llamado de las autoridades sanitarias es a que no se relajen los cuidados preventivos, particularmente se refirieron a este “puente laboral”, en que podrían presentarse contagios en caso de que la gente decida no tener los cuidados pertinentes y asistir a lugares con aglomeraciones, pues de no respetarse el llamado, podría tenerse un repunte a ser notorio en unos 15 días.
RECUENTO A UN AÑO. Por lo pronto, a un año puntual de que arribó a esta ciudad el primer paciente portador del virus SARS-CoV-2, el Informe Técnico presentado por el sector salud, indica que de acuerdo a la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave), en Aguascalientes son 161 pacientes hospitalizados, tanto en los nosocomios administrados por el estado como los que competen a la Federación, de los cuales 57 se encuentran intubados, y destaca que menos del 50% de las camas con ventilador, están ocupadas.
MÁS CIFRAS. Sale a relucir además, que de los 2 mil 312 decesos reportados hasta ayer, el 39% han sido mujeres y 61% hombres; del total el 68% fueron derechohabientes del IMSS, 10% del ISSSTE y 21% no tuvieron derechohabiencia alguna, y del 1% se desconoció esa situación.
De esos 2 mil 312 que perdieron la vida ante el COVID-19, 1,414 fueron atendidos en el IMSS, 492 en hospitales administrados por el Estado, principalmente el Hospital Hidalgo, 230 correspondieron al ISSSTE, 32 fueron a alguna clínica privada y 84 fallecieron en su domicilio.
POR EDADES. Hasta ahora el mayor riesgo de mortalidad se mantiene en las edades de entre 65 y 74 años de edad; en tanto que los que más se detectan como positivos al COVID-19 es población joven, mayormente entre los 25 y 34 años de edad.