Estephany de la Cruz
Agencia Reforma

Guadalajara, México.-El impuesto que se le añadió en junio a las aplicaciones y la reactivación económica han influido en que las ventas por este medio disminuyan.

Aldo de Anda, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en Jalisco, señaló que las ventas de alimentos por plataformas han tenido una baja gradual que va del 20 al 30 por ciento, a partir de que en junio se aplicaron los impuestos a las compras en línea por el Gobierno Federal, y a que las personas ya temen menos salir a comer a los restaurantes, durante esta reactivación económica.

“Ha sido gradual porque efectivamente los precios han subido y porque poco a poco la gente ha empezado a tener esta confianza a salir, ¿no?, y pues de manera natural se ha empezado a bajar las ventas en plataforma”, indicó el empresario restaurantero.

Dijo que las ventas por plataformas son “accesorios”, ya que complementan y ayudan a tener más ventas, pero que son pocos los restaurantes que se pueden mantener con las compras por este medio.

“Nosotros como siempre al final siempre lo decimos, las ventas en plataforma es solo un tema accesorio, no se puede mantener un restaurante, son muy pocos los lugares en donde pueden estar en esa dinámica”.

Además, el líder del sector destacó los recientes lanzamientos de las aplicaciones de reparto, tanto de Menú Local, que fue hecha por y para restauranteros, como la creada por la Canirac Nacional, Check, las cuales son opciones que tratan de implementar para que este servicio de plataforma no sea una dinámica cara.

“Lo importante es que los restaurantes tengan cada vez más opciones y también los comensales, más opciones para pedir y más opciones para hacer llegar nuestros productos, e insisto, la competencia siempre es buena”, añadió.

En cuanto a las ventas en establecimientos, indicó que se han mantenido estables, pero que por las medidas de prevención por el Covid-19 se han mantenido al 50 por ciento de su capacidad, por lo que no han podido recuperar las ventas que tenían previo a la contingencia.