Silvia Olvera
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-En el primer trimestre del 2021 el robo al autotransporte de carga bajó 10.9 por ciento, sin embargo, existe una alta preocupación por el nivel de violencia que enfrentan los operadores, las crecientes limitaciones que les ponen las empresas aseguradoras y el alza en las primas.
Con base al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), reveló que de enero a junio registraron 4 mil 187 robos del fuero común, contra 4 mil 700 del mismo periodo del 2021.
Mientras que en los delitos carreteros hubo una caída de 25.3 por ciento al pasar de 2 mil 692 a 2 mil 9.
La suma de ambos delitos tuvo una baja de 16.7 por ciento.
Un transportista de Monterrey reveló que si bien hay una contracción, se debe en parte a la baja de la economía, pero los robos siguen impactando al sector.
Al grado que empresarios del ramo, han optado por hacer un guardadito para cuando se presenten los ilícitos, porque las aseguradoras les han encarecido las pólizas.
“Hay muchos compañeros que lo están haciendo, y en mi caso, estimo que el 70 por ciento de la flota la tengo asegurada, y el resto no, sobre todo para que no me impacte mucho en la prima, por lo que hemos creado un autoseguro”.
Al respecto, Refugio Muñoz, vicepresidente de Canacar, dijo que hay empresas aseguradoras que ponen restricciones en las coberturas.
“Han aumentado aproximadamente el 20 por ciento, y en algunos casos hasta más, según las rutas y horarios por los que transiten las unidades aseguradas. Algunas aseguradoras lo manejan como excluyentes de responsabilidad al transitar en horarios nocturnos y en lugares de riesgo”, describió.