La situación de la baja de los precios del petróleo a nivel mundial hace que la gasolina en México disminuya de manera automática y en la zona centro del país oscile el litro de la Magna hasta en 18 pesos promedio, situación que se podría mantener en los próximos tres meses, en tanto se estabilizan los mercados de los combustibles, señaló Omar Abarca Torres, presidente de Hidroamegas A.C.

En entrevista con El Heraldo, el empresario gasolinero comentó que actualmente el barril de petróleo oscila en los 20 dólares, lo que hace que en automático durante los próximos cinco o seis meses se verán precios más uniformes en el país.

Apuntó que en la zona centro siempre se verán precios más caros comparados con las zonas de puertos como Veracruz, Manzanillo o Dos Bocas, Tabasco, porque a ellos les llega vía buque, siendo el flete más económico que existe en la industria petrolera. Mientras que en el caso de las entidades del centro del país, éste llega por medio de pipas, por lo que en automático el flete es más caro por las casetas y por el riesgo país; “entonces no se va a notar tanto el cambio como en las costas, pero sí está disminuyendo por el precio internacional del barril”.

Abarca Torres dijo que ante un dólar caro y un barril de petróleo barato, es que existe mucho nerviosismo en los mercados, por lo que los mexicanos deberemos esperar durante los próximos meses a que los precios se estabilicen en cuanto al tipo de cambio y los combustibles.

Reconoció que algunas estaciones de servicio en Aguascalientes aún cuentan con inventario de gasolina que les llegó caro y por ello aún no pueden bajarle porque le pierden. Sin embargo, conforme les empiece a llegar combustible más barato, se van a poder ver precios más estables en toda la región en lo general.