En virtud que los indicadores de contagios y hospitalizaciones a causa del COVID-19 se han logrado mantener a la baja, según las autoridades de salud en el estado, el personal de salud que hace frente a la pandemia ha tenido oportunidad de un respiro.
Miguel Ángel Piza Jiménez, secretario de Salud del Estado, hizo el llamado para que el protocolo sanitario se sigua implementando, para mantener el nivel que se ha logrado sostener y de ser posible, que la tendencia sea a la baja.
Si bien, se avecina otro “puente”, la invitación a la ciudadanía es que se siga cuidando, que evite los lugares con alta concentración de personas y se mantengan los cuidados, así como el uso del cubrebocas como básico, pues podrían aumentar los positivos y esto se reflejará en la primera quincena de abril, que es cuando se sabría si la gente atendió el llamado de autocuidarse.
Cabe mencionar que de acuerdo al informe técnico sobre el COVID-19, la actualización de personas que han sido contagiadas desde marzo del año pasado a la fecha, son 19 mil 695, de las cuales 16 mil 584 han recuperado la salud y 2 mil 295 han fallecido.
En cuanto a las pruebas aplicadas, a la fecha superan las 70 mil 400 y de momento hay 63 personas que están en espera de conocer su resultado, y en las últimas semanas se ha reducido la aplicación de pruebas, puesto que la demanda también ha disminuido, lo que deja ver que el nivel de contagios presenta una tendencia a la baja por el momento.
En cuanto a la desconversión de hospitales estatales que durante casi un año han estado atendiendo a pacientes exclusivos de COVID, la autoridad en salud de estado, dio a conocer que es una labor que ya se ha estado realizando, debido a la reducción de pacientes que requieren hospitalización.