Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Infonavit va por la tasa hipotecaria más baja de su historia, adelantó en entrevista Carlos Martínez, director general del Instituto.

Ofrecerá a partir de esta semana créditos tradicionales hipotecarios con una tasa de interés fija de alrededor de 8 por ciento, cuatro puntos porcentuales menor a la actual, que es de 12 por ciento.

“No solo cambia la tasa, cambia el modelo del crédito”, reveló.

El nuevo crédito será anunciado formalmente el 20 de mayo y estará disponible al día siguiente para trabajadores con relación laboral vigente.

La tasa bajará alrededor de cuatro puntos porcentuales, pero depende del ingreso de cada derechohabiente, precisó.

Quienes menos ingresos perciban, recibirán una tasa menor, aunque declinó detallar si la más baja será del 8 por ciento.

A lo largo de sus 49 años, Infonavit ha ofrecido una tasa de interés de doble dígito, por lo que por primera vez otorgará una de un dígito.

Otra de las características del nuevo crédito tradicional de Infonavit es que tendrá pagos fijos durante todo el plazo que es de 30 años.

“Es fijo todo el tiempo, nunca te va a subir, jamás. Tu mensualidad va a ser la misma tengas empleo o no tengas empleo”, aseveró.

Mencionó que los pagos de los créditos vigentes de Infonavit no son fijos en el caso de los empleados con más bajos ingresos, ya que en los primeros años se les otorga un subsidio.

Sin embargo, tras ocho años, el pago sube y muchos dejan de pagar el crédito ante la imposibilidad de cubrir ese monto, aseveró.

Con el nuevo crédito tradicional, ya no se otorgarán subsidios, debido a que no serán necesarios porque la tasa es menor, enfatizó Martínez.

Asimismo, explicó que actualmente la hipoteca también se paga con el 5 por ciento de las aportaciones patronales y cuando un empleado se queda sin trabajo, debe cubrir también esa parte.

Ese porcentaje ahora se destinará para el pago de capital, no de intereses, lo que permitirá que la deuda se reduzca en un menor plazo, sostuvo.

Al hacerse mayores aportaciones a capital, el monto de deuda bajará, por lo que el acreditado podrá liquidar la deuda incluso en 14 años, detalló.

Otra ventaja de este crédito es que un trabajador podrá solicitar el aumento del pago mensual cuando perciba mayores ingresos que le permitan hacerlo.

Sin embargo, si en algún momento ya no puede cubrir ese pago, puede solicitar que el Instituto le descuente solamente el monto original fijado.

Además, todos  los trabajadores podrán hacer aportaciones a capital en cualquier momento.

En ambas opciones no habrá penalización, aclaró.

“A lo le estamos apostando es que también más gente saque crédito”, dijo.