Marlen Hernández
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Durante el 2020 la producción de petróleo crudo en Estados Unidos promedió los 11.3 millones de barriles diarios, unos 935 mil barriles menos que en 2020, equivalente a una caída de 8 por ciento.

La disminución de la producción en 2020 fue la mayor baja anual en los registros de la Administración de Información de Energía.

En enero de 2020, la producción de petróleo crudo de Estados Unidos alcanzó un pico de 12.8 millones de barriles diarios.

Sin embargo, en marzo de 2020 los precios del petróleo crudo disminuyeron debido a la caída repentina de la demanda de petróleo que resultó de la respuesta global a la pandemia del coronavirus y en mayo, la producción alcanzó su volumen mensual promedio más bajo con 10.0 millones de barriles diarios.

“La caída de los precios llevó a los operadores de petróleo crudo a cerrar pozos y limitar la cantidad de pozos que se pusieron en funcionamiento, lo que redujo la producción de las principales regiones productoras de petróleo”, apuntó la EIA en un reporte.

Además del factor de los precios, varios huracanes y tormentas tropicales azotaron el Golfo de México el año pasado, lo que provocó que los operadores evacuaran las plataformas y cerraran la producción.

Durante el 2020, en Texas la producción promedio de crudo en el año fue de 4.9 millones de barriles diarios, un 4 por ciento menos que en 2019 y representó el 43 por ciento de la producción nacional de petróleo.

Dakota del Norte tuvo la segunda disminución más grande en términos de volumen con una baja de 242 mil barriles diarios, un 17 por ciento menos.

Mientras que en términos porcentuales, Oklahoma presentó la mayor disminución porcentual con una caída de 19 por ciento, registrando un promedio anual de 469 mil barriles diarios.

En México la producción promedio durante el 2020 fue de un millón 665 mil barriles diarios, un 0.9 por ciento o 14 mil barriles diarios menos que en 2019.