Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El tratamiento para Covid-19 es hasta 70 por ciento más barato respecto a los primeros meses de la enfermedad, sostuvo Juvenal Becerra, presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm).
En entrevista, Becerra señaló que los tratamientos actuales contra la enfermedad incluyen menos medicamentos y de menor costo en comparación con los que se recetaban en 2020 y 2021.
«El ticket promedio ha bajado mucho, un 70 por ciento en comparación con lo que eran los tratamientos carísimos con anticoagulantes, antivirales, antibióticos muy fuertes, tratamientos que duraban 20 días.
«Hoy el tratamiento es de cinco días y con antibióticos más normales», expresó en el marco del 12 Congreso Nacional de Farmacias.
En 2020 y 2021 surtir una receta para tratar Covid representaba un gasto de al menos mil 500 pesos por paciente en farmacias privadas y consumiendo algunos medicamentos genéricos.
Actualmente, el tratamiento puede costar, si se integran medicamentos genéricos, entre 250 y 400 pesos, explicó.
Becerra comentó que el Covid-19 se trata como si fuera una gripe fuerte, por lo que usualmente las recetas sólo incluyen antibióticos y analgésicos.
Añadió que durante los picos de contagios los consultorios adyacentes a farmacias han reportado un alza de entre 50 y 60 por ciento en el número de consultas.
Sin embargo, expresó, la venta de tratamientos para la enfermedad sólo han tenido un alza de 28 por ciento, pues muchos pacientes resultan no ser positivos al virus.
El dirigente de los empresarios de farmacias añadió que con la pandemia se ha visto un repunte en el mercado negro de medicamentos, que en 2021 pudo representar hasta 28 mil millones de pesos en ventas perdidas.
Detalló que el mercado negro se compone principalmente de falsificaciones o medicamentos robados y de dudosa conservación de su cadena de frío que se venden principalmente en tianguis y tiendas en línea, que operan de forma intermitente.
Hizo hincapié en que el mercado negro se ha concentrado actualmente en falsificación y robo de 50 productos de alta demanda en el mercado mexicano, pero especialmente en medicamentos como tadalafil, metformina y sildenafil, aunque también, debido a la pandemia, se incrementaron las falsificaciones de dispositivos como cubrebocas.
Finalmente, Becerra destacó que la falta de medicamentos en el sector salud público ha provocado un incremento en las ventas de medicamentos en farmacias privadas de 10 por ciento, sobre todo para tratamientos de enfermedades degenerativas, como hipertensión y diabetes.