Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante el llamado a lavarse las manos con frecuencia y extremar las medias de higiene para contener el coronavirus, en el País se registra 25 por ciento menos agua disponible, informó Hugo López Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

“Ahora tenemos una carencia de 25 por ciento, promedio, del agua disponible, porque se está usando más”, sostuvo en conferencia nocturna en Palacio Nacional.

La escasez de agua por el sobreconsumo durante la emergencia sanitaria, subrayó, preocupa a la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Por ello, reiteró el exhorto que el martes hizo la directora de dicho organismo, Blanca Jiménez Cisneros, de hacer un uso eficiente del líquido.

López Gatell subrayó que el sobreconsumo de agua en zonas urbanas repercute en la carencia de las zonas rurales.

Aunque hasta ahora los casos de Covid-19 se concentran en zonas urbanas y en los sectores que tienen actividad económica más arriba que el promedio, en algún momento se extenderán y podrían verse afectadas con mayor intensidad las personas que menos tienen, explicó.

Ante la carencia en el acceso a agua potable que enfrenta el 47 por ciento de la población, el Subsecretario sostuvo que los gobiernos municipales y estatales también tienen responsabilidad en asegurarla y los servicios necesarios para la higiene pública.

“En la medida en que los municipios también contribuyan a este aspecto del acceso a agua potable, obviamente estarán contribuyendo para esto”.

Sin embargo, no detalló si el Gobierno federal considera estrategias para apoyar a las personas con carencia de agua potable.

Indicó que en la mayoría de los Municipios existen provisiones centralizadas y en algunas comunidades existe agua de pozos que, aunque no es potable, sí es suficiente para lavar las manos.

Reconoció que cuando se enfrenta una epidemia de enfermedades infecciosas no se debe olvidar la realidad social en la que se vive.

Sin embargo, justificó, reducir la pobreza, mejorar el bienestar de las personas y expandir los servicios que garanticen su derechos no se logra de la noche a la mañana.

Aseguró que México tiene al 50 por ciento de su población viviendo en condiciones de pobreza debido al modelo económico que imperó durante años.

“La única explicación de eso es haber vivido por muchos años en un modelo económico que fue concentrando la riqueza y fue restringiendo los servicios sociales del Estado que ayudan a garantizar ciertos derechos, incluido el derecho de protección a la salud”, sostuvo.