En el cierre de la primera jornada de las eliminatorias en Conmebol la selección de Brasil demostró que arranca como la favorita para terminar en el primer puesto con una generación llena de magia. La “Verde-amarela” se dio un festín ante una pobre Bolivia que es de las más débiles de toda la confederación.
Comandados por Neymar, Brasil se puso al frente muy temprano con el defensa del PSG Marquinhos marcando con un testarazo casi en el área chica ante la pésima marca de la selección boliviana. Ese fue el empujón que necesitaban los brasileños para comenzar la goleada. Una combinación entre Neymar y Renan Lodi por la izquierda terminó con Firmino empujando la esférica a centímetros de la línea de gol aumentando la ventaja.
El tercero lo realizó el mismo Firmino con un remate de primera intención que pasó por debajo de las piernas del arquero al minuto 50. Para empeorar las cosas un autogol de Bolivia puso el cuarto gol a favor de los brasileños que completaron la goleada gracias a Coutinho de cabeza tras un gran centro de Neymar. Con la goleada de 5-0 Brasil se pone en la cima de las eliminatorias siendo el equipo que ganó por mayor diferencia en la primera jornada.