A partir de ayer, instituciones educativas de nivel medio superior de Aguascalientes emprendieron cursos propedéuticos y de regularización –híbrido-, lo que significa que alrededor del 50% de la comunidad estudiantil comenzará a acudir presencialmente a sus clases, con grupos pequeños y con medidas sanitarias extremas.

Al informar lo anterior, el director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Raúl Silva Perezchica, señaló que en este año escolar extraordinario se ofrecerá apoyo a los estudiantes que necesitan fortalecer los contenidos básicos de la preparatoria, y este proceso se llevará todo el mes de septiembre y octubre próximo.

Subrayó que estas estrategias buscan amortiguar el riesgo del abandono escolar de aproximadamente 6 mil estudiantes de nivel medio superior. Por ello, el reto mayor es ofrecerles un sueño educativo para que continúen en un proyecto de vida relacionado con su preparación académica para llevarla posteriormente a la vida laboral.

Además, dijo que los estudiantes de preparatoria son los chicos de mayor riesgo no sólo en el ámbito educativo, sino en la parte emocional, porque son chicos que se ubican en edades cronológicas que se mueven mucho con las emociones positivas y negativas, motivo por el cual se requiere cuidarlos para que estén en una situación ocupacional.

En la actualidad, la población estudiantil en los diversos subsistemas de educación media oscilan entre los 62 mil y 63 mil jóvenes, quienes estarán trabajando en el esquema híbrido de manera diferenciada, en ningún momento estarán todos juntos, se les convocará por grupos pequeños de máximo 10 alumnos.

Indicó que las sesiones de trabajo presenciales serán de poco tiempo, aproximadamente dos o tres horas, y después de ahí se retirarán los jóvenes de los planteles educativos, se aplicarán los protocolos sanitarios ya elaborados y aprobados por la autoridad de salud, se evitarán las concentraciones de personas por parte de las instituciones educativas.

Para verificarlo anunció que a lo largo de esta semana realizará una gira a través de las distintas escuelas para confirmar las condiciones de seguridad sanitaria para la comunidad estudiantil y docente, aparte la Guardia Sanitaria las visitará de modo aleatorio para verificar la aplicación de los protocolos.