A dos años de la creación del Bachillerato General Militarizado “1er Escuadrón Lanceros de Aguascalientes”, sigue ganando en la aceptación de la gente y en una mayor demanda de estudiantes por el tipo de formación en valores y hábitos para la vida, destacó su director, Eduardo Gómez Gómez.

Entrevistado en el marco de la conmemoración que tuvo lugar en la Plaza de la Patria y ante autoridades estatales y municipales, detalló que para el ciclo escolar 2021-2022 se trabaja en la ampliación física del bachillerato por la gran demanda educativa que tiene actualmente para atender a todos los estudiantes, además de que se está en la gestión del espacio para construir un segundo plantel militarizado, a partir de la experiencia de los alumnos y de los padres de familia quienes lo promueven.

Comentó que este año recibieron un total de 335 solicitudes de ingreso de estudiantes con un promedio de 7.5 para arriba en calificaciones, sin embargo sólo pudieron recibir a 139 alumnos y actualmente el plantel atiende a un total de 229 jóvenes.

Indicó que este plantel ha sido de gran aceptación por los vecinos del fraccionamiento José López Portillo mejor conocido como La Barranca. “Salimos a correr con los chavos, van cantando y los niños y las madres de familia salen a verlos y se vuelve un punto de referencia de que se puede hacer ejercicio, se puede estudiar y de que hay una oferta educativa ahí mismo en la colonia”.

Destacó que los jóvenes que ingresan al Bachillerato Militarizado tienen un cambio de hábitos y de actitud, ya que es parte de este modelo educativo, pues ellos mismos barren, trapean, lavan trastes, sanitizan, dan mantenimiento a la escuela y a veces hacen servicio social en otras escuelas. “Hace poco apoyaron a un CENDI cercano y les ayudaron a limpiar y en eventos cívicos participan, ese tipo de actividades les cambia la dinámica, valoran el trabajo doméstico”.

Apuntó que para este ciclo escolar, los alumnos vivirán varias actividades tales como campamentos o entrenamientos de supervivencia y de primeros auxilios, ya que el plan de estudios marca que durante los 6 semestres deben vivir 3 entrenamientos en 3 climas distintos: uno es serrano y acuden a la Sierra Fría, el otro es semidesierto y el año pasado acudieron a Pabellón de Arteaga a un espacio así y el otro es trópico y han acudido a la Huasteca Potosina. “Yo creo que en noviembre vamos a la Sierra Fría donde nos prestan un espacio en Los Alamitos y les toca vivir el frío con actividades de supervivencia y primeros auxilio en ese clima”.