El Congreso del Estado desahogó asuntos relacionados a la niñez, familia y salud, así como reformas al Código Civil, que establecen la obligación de que los alimentos a menores de edad se proporcionen en la posibilidad de quien los da y de acuerdo con la necesidad de quien los recibe.

En la reforma quedó especificado que el monto de la pensión, se fijará por un juez considerando no perjudicar la subsistencia del deudor alimentario, es decir, que se tome en cuenta no sólo los ingresos sino también la capacidad de gasto y el estilo de vida que lleve.
También, se especificó que las actividades domésticas y el cuidado de los hijos, se estimarán como contribución al sostenimiento del hogar.

De la violencia infantil, el mismo Código prohíbe a los padres o quienes ejerzan la tutela, patria potestad, guardia o custodia, e inclusive cualquier miembro de la familia, utilizar como medio disciplinario la fuerza física, es decir, el castigo corporal que tenga por objeto causar dolor a los menores. En cuanto a la pérdida de patria potestad, establece como causales el abandono injustificado de sus deberes de cuidado y alimentos, malos tratos, cuando sea condenado por un delito doloso cuando la víctima sea el menor sobre quien se ejerce la patria potestad.

Sobre la adopción, se elimina la preferencia de dejar a los menores con los abuelos paternos como lo establece hoy el Código y agrega que en estos casos deberán ser llamados tanto abuelos maternos como paternos, además de otros integrantes de la familia.