Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las empresas de autopartes podrán colaborar con las armadoras para que cumplan con el Valor de Contenido Laboral (VCL) marcado en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).
El VCL refiere que los fabricantes de vehículos certifiquen que para la producción del 40 por ciento del valor del vehículo, se pagó a los trabajadores involucrados un salario de al menos 16 dólares estadounidenses por hora.
Desde el primero de julio y lo que resta del 2020, el VCL que se deberá cumplir es del 30 por ciento.
Si bien las empresas de autopartes no están obligadas a cumplir con esa regla, pueden ayudar a sus clientes a hacerlo a través de una declaración de contenido, pues importan componentes de Estados Unidos y Canadá que cumplen con el nivel salarial requerido.
Las armadoras, a su vez, detallarían que los insumos que emplean cumplen con el salario establecido para el VCL, refirió Alberto Bustamante, director de comercio exterior de la Industria Nacional de Autopartes (INA).
“Nosotros como fabricantes de autopartes importamos muchos componentes de Canadá y de Estados Unidos, mucha materia prima y demás componentes para la fabricación de nuestras autopartes, entonces si bien la regla de los 16 dólares la hora no aplica para autopartes, sí nosotros como fabricantes podemos ayudar a las armadoras a que lo cumplan”, explicó Bustamante.
Por ejemplo, si una empresa de autopartes le vende cinturones de seguridad a una armadora en México, la primera emite una declaración en la que se exprese que los materiales para el cinturón los importó de Canadá, donde se pagan salarios superiores a los 16 dólares la hora, detalló el directivo.