Zedryk Raziel Cruz Merino 
Agencia Reforma

CDMX.- El Gobierno de México y la Unicef acordaron un protocolo de atención para niños migrantes no acompañados, en el marco de la política migratoria implementada por México para frenar los flujos de Centroamérica a Estados Unidos.

La Cancillería informó que se trata de un modelo de Centros de Primera Acogida para menores en espera de una resolución de su situación migratoria.

“El objetivo de este protocolo es proteger y garantizar los derechos de las niñas, niños y adolescentes en situación de movilidad sin acompañamiento de manera integral en la espera de determinación, de acuerdo con el Artículo 123 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

“Basado en la Convención de los Derechos del Niño, este modelo es de puertas abiertas y contempla mecanismos de atención psicológica, jurídica, de salud, así como de actividades lúdico-educativas”, indicó en un comunicado.

El protocolo fue acordado esta mañana en una reunión entre el Presidente Andrés Manuel López Obrador y Henrietta Fore, directora ejecutiva de la Unicef, así como Christian Skoog, representante del organismo en el país, y Antonio Molpeceres, Coordinador Residente del Sistema de la ONU en México.

También participaron el Canciller Marcelo Ebrard; Martha Delgado, subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería, y Rocío García, directora del DIF Nacional.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que dicho modelo de atención podría ser una guía que adopten los DIF estatales y municipales para brindar atención a niños migrantes no acompañados.

La dependencia agregó que próximamente se dará a conocer un documento de orientación para elaborar una estrategia de cuidados alternativos para la niñez y adolescencia migrantes, solicitantes de asilo y refugiados en el país, priorizando el derecho a vivir en familia.

“Está basado en una perspectiva de derechos de la niñez y en las directrices de la ONU sobre las modalidades alternativas de cuidado, que incluyen el acogimiento temporal por familia extensa o por familia ajena, así como los cuidados residenciales en Centros de Asistencia Social, que incluyen la preparación a la vida adulta independiente a través de grupos-departamentos, que son espacios para máximo seis adolescentes que con acompañamiento se preparan para dicha etapa de vida”, detalló en el comunicado.