Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados proyectó que el «capital semilla» de 64 mil millones de pesos para el Fondo de Pensiones del Bienestar duraría sólo nueve años para poder pagar el mayor monto de pensión a los trabajadores.
El análisis fue realizado con la propuesta de reforma constitucional que envió el Ejecutivo federal el 5 de febrero de 2024 y no con el dictamen de reforma a las leyes secundarias que propuso Morena y que este el lunes se discutirá en el pleno.
Aunque el dictamen que se discutirá prevé distintas formas de financiamiento para el Fondo, como tomar los recursos de las Afores de cuentas inactivas, la propuesta del Ejecutivo y la de Morena parten del mismo supuesto de crear un capital semilla por 64 mil millones de pesos, expuso.
Pero el análisis prevé que cada año crezca 24 por ciento el número de pensionados.
Así, el primer año habrían 31 mil pensionados y al noveno año crecerán a 770 mil trabajadores en retiro.
En 20 años el número llegará a 9.4 millones de pensionados del sistema de cuentas individuales surgido de las reformas de 1997 y 2007.
A costos de 2024, la pensión mínima está calculada en 6 mil 500 pesos en promedio para trabajadores que cotizan tanto en IMSS como en el ISSSTE.
Para el complemento que daría el Gobierno, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas calculó un monto de 2 mil 500 pesos para alcanzar a pagar una pensión de 9 mil pesos al mes y no los 16 mil pesos que ofrece Morena en el discurso para promover la reforma.
Con estas cifras del aumento anual de pensionados y los montos requeridos por año, más los rendimientos que se generen por fondos de inversión y Cetes, se prevé una bolsa inicial de 69 mil millones de pesos, la cual subiría a 74 mil millones, 77 mil millones y 78 mil millones de pesos en los siguientes tres años.
Sin embargo, al quinto año se prevé un decremento del Fondo de Pensiones del Bienestar, a 77 mil millones de pesos, derivado del aumento constante de pensionados.
Para el sexto año la disponibilidad sería de 73 mil millones de pesos, al séptimo año de 64 mil millones de pesos, al octavo año bajaría a 49 mil millones de pesos y al noveno año la disponibilidad quedaría en 26 mil millones de pesos.
Al décimo año, el Fondo de Pensiones para el Bienestar quedaría en un déficit de menos 6 mil 470 millones de pesos, según el análisis del Centro de Estudios de la Cámara baja.
La Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados no presentó a los legisladores un estudio similar con base en los recursos que el Gobierno pueda aportar y en el cálculo de la transferencia automática de recursos de cuentas inactivas de las Afores al al nuevo Fondo de Pensiones.