Fernanda Carapia
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-La trasfusión de plasma se ha convertido en un tratamiento alternativo para pacientes graves de Covid-19 y en los últimos meses, la demanda se ha incrementado en Baja California Sur, Jalisco y Aguascalientes.
Rafael Magaña Duarte, director del Banco de Sangre del IMSS Jalisco, informó que 92 personas que tuvieron Covid-19 han donado plasma, lo que ha beneficiado a 70 pacientes hospitalizados en los hospitales de la Región Occidente, que incluyen Estados como Baja California Sur, Aguascalientes, Colima, Jalisco, Guanajuato, Sinaloa, Nayarit y Michoacán.
“Dentro de los resultados tenemos a 23 con egreso por mejoría, lo cual nos habla de un 30 por ciento que ha salido adelante con todo el manejo médico y terapéutica relacionada con el plasma”, detalló.
Se está dentro de los parámetros internacionales que se han tenido con este protocolo de tratamiento, el cual ronda entre el 10 y el 30 por ciento.
Magaña Duarte comentó que en los últimos meses se ha incrementado la solicitud de plasma en Baja California Sur y Aguascalientes, Estados que según la Federación presentan aumento tanto en casos como en muertes.
El director del Banco de Sangre del IMSS recordó que uno de los requisitos principales para ser donador de plasma es haber tenido Covid-19 y estar entre los primeros 30 días de haber iniciado la enfermedad, pues es el tiempo en el que se generan los anticuerpos.
Los pacientes que reciben el plasma, aclaró, deben estar hospitalizados y que no esté respondiendo efectivamente al tratamiento convencional del manejo médico; también quienes presentan comórbidos.