Empresarios gasolineros comienzan a ver la luz en el camino luego del desabasto que sufrieron en las últimas tres semanas, y aunque aún no se resuelve esta crisis, afirman que paulatinamente comienzan a tener un poco más combustible, lo que ha permitido que bajen las filas de automovilistas que acuden a cargar gasolina.

En un recorrido realizado por El Heraldo en varias estaciones de servicio en los cuatro puntos cardinales de la ciudad capital, se pudo constatar que la apertura de las estaciones de servicio es con mayor regularidad, lo que ha favorecido que disminuyan las filas de personas que buscan cargar gasolina y en lugar de tardar hasta 2 o 3 horas, ahora es en cuestión de 20 a 30 minutos el tiempo promedio de espera. Aunque al terminarse el combustible, inmediatamente cierran y vuelven a abrir de manera intermitente en cuanto vuelve a llegar la pipa de Pemex para resurtirles.

De acuerdo con lo señalado por algunos empresarios gasolineros, desde el pasado jueves Petróleos Mexicanos comenzó a surtirles con mayor regularidad el combustible hasta dos veces al día a cuando menos un 70% de las estaciones en el estado, lo que ha permitido contar con mayor cantidad de gasolina, aclarando que aún no se tiene el nivel deseado y aún hay faltante de Magna o Premium, lo que hace que las estaciones sólo cuenten con un producto u otro.

Ante esta situación, los gasolineros dijeron que aún no es para echar campanas al vuelo, sin embargo, afirman que cuando menos comienzan a ver la luz, después de la crisis que comenzó a darse en Aguascalientes hace tres semanas, por lo que tienen la confianza de que esto se pueda regularizar pronto por el bien de los empresarios y los consumidores, para no detener la movilidad en la entidad, además de hacer un reconocimiento a la población, la cual ha tomado conciencia en no efectuar compras de pánico, lo que favorece que haya producto disponible para todos.