Preocupa a los sindicatos el informe dado por el presidente de la República, el cual no refleja el apoyo que se esperaba hacia los trabajadores para mantener la planta productiva, ya que lo único que hace es apoyar más el subsidio hacia áreas no productivas, lo que podría generar en breve un desempleo galopante en el estado y el país, así lo señaló el líder de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes, Alfredo González González.
El representante sindical consideró que ante la actual situación que vive México, las pequeñas y medianas empresas que son las que mantienen al país están en un grave riesgo de desaparecer, por lo cual se hace necesario dar un viraje de 180 grados en la actual política económica del Gobierno Federal.
Sin embargo, dijo que al presidente Andrés Manuel López Obrador sólo le interesa mantener sus nichos de votos y mantenerse en el poder. “La economía de este país, no le preocupa mucho y no le preocupamos los mexicanos, a pesar de que él protestó hacer cumplir la ley y sobre todo, hacer crecer a este país, que desafortunadamente no da visos de que así se vaya a hacer”.
Ante este escenario enfatizó que hoy más que nunca tanto los empresarios como los trabajadores deberán seguir unidos y echar mano de la imaginación para poder salir adelante en esta nueva crisis en la que prácticamente están solos, por lo que urgió en la necesidad de que los sindicatos y empresas se pongan de acuerdo para evitar los despidos. De ahí que esperan que para la última semana de este mes de abril se puedan sentar a negociar y ver de qué forma salir lo menos dañados posibles.
“En una economía contraída, que los mejores augurios hablan de que vamos a crecer en -5% y esto representa mucha pérdida de empleos, tenemos que estar prevenidos en Aguascalientes y tener acuerdos que eviten justamente que esos despidos se vayan a realizar en nuestro estado”.
Sobre la baja de salarios que se ha dado en varias empresas derivado de la suspensión de labores por la contingencia sanitaria, González González subrayó que no hay en un momento dado ninguna situación que vayan a aceptar en el futuro una baja de sueldos y continuar trabajando con el mismo ritmo y las mismas horas, sino que vayan a la par y que se tiene que acatar en un momento dado, el mandato constitucional de que no se permite una baja de salarios.