Alfredo González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Al acercarse el plazo límite para legitimar contratos colectivos de trabajo en las empresas, la huelga de un día en Telmex encendió la alerta de más estallidos por la creciente «efervescencia» sindical, advirtió Armando Guajardo, director jurídico de la Coparmex Nuevo León.
«Más bien la huelga de Telmex fue un grito del líder de los telefonistas, Francisco Hernández Juárez, quien a pesar de tener más de 30 años en ese liderazgo sale a decir: ‘Aquí estoy'», afirmó el ex presidente de la Comisión Laboral de la cúpula patronal.
«Desde luego que la efervescencia laboral está en el País, sin lugar a duda, y que un sindicato nacional de esta envergadura, de este tamaño, que haya estallado una huelga inquieta (entre) una andanada de democracia sindical entre comillas y que se den movimientos de esta índole al terminar el plazo de legitimación de contratos», expresó.
Aunque la legitimación de contratos colectivos tiene como fecha límite el primero de mayo de 2023, Guajardo estimó que habrá empresas que no alcancen a hacerlo, lo que genera una creciente inquietud de los sindicatos que tienen la titularidad de los mismos, sobre todo en empresas del tamaño de Telmex.
Señaló que es un contrasentido que la reforma laboral promueva una democracia sindical, cuando el líder de un sindicato como el de los telefonistas lleva más de 30 años al frente de esa organización.
«Es un líder de un sindicato que habla mucho de la democracia sindical, pero lo que menos tiene es eso, pues su líder se ha mantenido por más de 34 años en la dirigencia.
«El líder sindical lleva todo ese tiempo al frente y llama la atención que nunca había habido un estallido de huelga hasta ahora, porque en algún momento los trabajadores hicieron acuerdos de productividad con la empresa cuando la adquirió Carlos Slim», expuso.
Recordó que hubo referencias sobre que le habían dado acciones al sindicato, aunque no queda claro si éste mantiene esa participación.
Guajardo indicó que con los cambios que trajo la reforma laboral, en varias regiones del País hubo algunas inquietudes de hacer modificaciones en la dirigencia del sindicato.
«Aprovecharon la negociación de su contrato y la modernización que ha buscado la empresa en cuanto automatización y digitalización, lo que representa la creación de menos fuentes de trabajo», expuso.
Aun con la participación y la mediación de la Secretaría del Trabajo, consideró que hubo un arreglo muy rápido, de un día, a pesar de que tenían mucho en las negociaciones.
«La coyuntura la aprovechó el líder sindical para validar su liderazgo, que puede estar cuestionado ante los nuevos movimientos de democracia sindical», comento.