Una persona que sufrió al interior de su domicilio un preinfarto tuvo que ser auxiliada por paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas del helicóptero Halcón Uno. Luego de estabilizar a quien dijo llamarse Miguel Antonio, de 45 años de edad, su pareja se negó a que fuera trasladado para recibir atención médica especializada.
El reporte de auxilio se recibió alrededor de las 10:10 horas, cuando solicitaban la intervención de las autoridades en el domicilio ubicado sobre la Avenida Ferrocarril, en el fraccionamiento Viñedos del Sur, luego de que se encontraba una persona con dolor torácico por preinfarto. Fue así que los socorristas se trasladaron en cuanto antes al lugar, donde, al llegar, lograron intervenir con el afectado, quien presentaba dolor opresivo en el pecho a la altura de los arcos costales, el cual irradiaba hacia el área del lado izquierdo del tórax, a la altura de la axila. El individuo precisó que, un día antes por la noche, había consumido “cristal”.
A pesar de que a Miguel lo intentaron trasladar a un nosocomio para evitar mayores riesgos, su pareja sentimental se negó a que lo anterior fuera posible, indicando que, por sus propios medios, lo trasladaría a una clínica particular.