Este sábado en punto de las 10 de la mañana se jugó la vuelta entre Necaxa y Pumas correspondiente a los cuartos de final en la Liga MX Sub-17. Los Rayos llegaban con una desventaja de 2-1 teniendo que anotar solamente un gol sin recibir para pasar a la siguiente ronda ya que el primer criterio de desempate es el gol de visitante. Jesús Palacios salió con Emiliano Pérez; Román Torres, Jesús Alcántar, Alfredo Gutiérrez, Sebastián Esparza; Luis Navarro, Diego Gómez, Waldo Madrid, Heriberto Jurado; Josué Zazueta y Misael Pedroza.
Toda la preparación del juego se fue a la basura para Necaxa que tuvo el peor inicio posible de partido ya que al minuto 2 un pase filtrado dejó de frente a José González para la visita, el delantero auriazul no perdonó definiendo cruzado ante la salida de Emiliano Pérez poniendo en ventaja a los Pumas que ganaban el partido 0-1 y el global 3-1. Con esta anotación Necaxa tenía la obligación de anotar dos goles para pasar por posición en la tabla.
La reacción no tardó en llegar para los locales que se fueron con todo buscando el gol que los acercara a las semifinales. En una jugada por derecha Misael Pedroza recibió la pelota dentro del área a espaldas del arco, aguantando de gran forma la posesión, luego cedió hacia Diego Gómez que metió derechazo cruzado imparable anotando el gol que empataba los cartones en el juego y los ponía a uno de la clasificación.
Tras este gol las acciones se fueron tensando. Pumas intentó aprovechar cada pelota a la ofensiva a sabiendas que un gol más los ponía casi del otro lado ya que los Rayos estarían obligados a anotar tres. En tanto, Necaxa tuvo algunas chances, pero sin romper lanzas con la mente en que estaban cerca del objetivo. En la segunda mitad cuando los minutos comenzaban a terminarse fue cuando un centro desde la izquierda encontró la cabeza de Bryan Casas que había ingresado de cambio, el delantero rojiblanco metió certero testarazo que pegó en el travesaño y picó coqueteando con la línea de gol, el abanderado dio por buena la anotación que significaba el 2-1 y 3-3 global que mandaba a Necaxa a las semifinales con once minutos por jugar.
Aunque Necaxa se quedó con un hombre menos a cinco minutos de final, el equipo aguantó los embates de los felinos. Al 95′ en un contragolpe Román Torres se fue solo ante el arquero rival para definir cruzado y sentenciar la victoria 3-1 en el partido y 4-3 en el global. Necaxa logró hacer pesar su casa y avanzó a la ronda de semifinales. Hoy se definirán los dos restantes semifinalistas pues Atlas ya consiguió su pase, si impera la lógica de como terminaron los resultados en las idas, Necaxa se estaría midiendo ante los Rojinegros en una llave durísima al enfrentar a una de las mejores canteras que tiene el futbol mexicano.