Como ha sido una constante desde hace meses, el deporte va poco a poco recuperando el ritmo de competencias que se tenía antes de que se decretara la pandemia por COVID-19. Decenas de disciplinas van volviendo a la normalidad y abriendo diferentes torneos que permiten a los deportistas del estado volver a las canchas.
Tal es el caso del voleibol, que, tras sufrir mucho tiempo de ausencia, ha ido teniendo cada vez más opciones de competencia. Una más se ha sumado con el torneo varonil de voleibol de sala del club Mizuno, que ya vivió su segunda jornada del torneo, entregando emociones importantes en la duela, aunque lo que hay que recalcar es que hubo, sobre todo, esa oportunidad de volver al deporte con varios atletas respondiendo positivamente a la convocatoria.
Por lo pronto, han sido ocho equipos diferentes los que han estado jugando en las instalaciones del club Mizuno los viernes por la noche y se espera que, en las siguientes jornadas, puedan aumentar al menos un par de equipos más el número de participantes. Lo destacado ha sido la iniciativa del club Mizuno en otorgarle una opción más a los voleibolistas locales que estaban necesitados de este tipo de torneos, recordando que fue uno de los deportes con mayor pausa por los protocolos sanitarios que se pedían durante el inicio de la pandemia. Ahora, con este torneo, se vive una gran vuelta a las duelas que, semana a semana, se vuelve mucho más grande.