Redacción
El Heraldo

En un encuentro que se llevó a cabo en la Presa Peña Blanca del municipio de Calvillo, el gobernador Martín Orozco Sandoval dialogó con agroproductores y responsables de varias presas de aquella demarcación, a quienes les aseguró que “cada peso invertido en la productividad agrícola y pecuaria se multiplica con el trabajo y la entrega de las familias, quienes son las verdaderas beneficiadas”.
El mandatario reiteró que la conclusión de cuatro sistemas de riego tecnificado en presas de dicho municipio del poniente del estado, es un compromiso de su administración y se refirió a los avances que se tienen en la materia, asegurando también que el desarrollo del campo es una de las prioridades de su gobierno.
En su participación, Miguel Muñoz de la Torre, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial, detalló que son ya 1,500 familias las que se han beneficiado con la inversión que el Gobierno Estatal ha dedicado a las presas de Calvillo y que permitirá, aunado a los esfuerzos de reconversión productiva, un mejor aprovechamiento del vital líquido.
La reconversión productiva ha permitido que los agricultores de la región incorporen nuevos cultivos en sus predios, dando valor agregado y mayor rentabilidad a la actividad pecuaria. Tal es el caso del aguacate, el limón, la lima, el higo y el durazno.