Las acciones de restauración de la Exedra, afectada durante la manifestación del pasado 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer, avanzan significativamente. Se espera que los trabajos concluyan a más tardar el viernes de la próxima semana, informó Laura Verónica Balandrán González, restauradora perito del Centro INAH Aguascalientes.
La especialista detalló que los daños en la Exedra se debieron principalmente a la aplicación de pinturas vinílicas, las cuales se adhirieron al soporte de roca de este monumento histórico. Para enfrentar este reto, se están llevando a cabo dos procesos esenciales.
El primero consiste en la eliminación de la pintura mediante limpieza con solventes orgánicos, principalmente thinner, y métodos mecánicos, como el tallado con cepillo. Este procedimiento tiene como objetivo reducir el impacto en la superficie de roca, considerando que la pintura penetró en los poros, lo cual complica su extracción sin causar daños al sustrato.
Adicionalmente, Balandrán González mencionó que se prevé la aplicación de una capa de protección, denominada «resanes de protección y sacrificio», utilizando materiales como cal y arena, que han sido autorizados por el INAH debido a su compatibilidad con la roca. Estos resanes tienen el propósito de servir como una capa intermedia que proteja el monumento de las condiciones ambientales y las alteraciones humanas, siendo removibles si fuese necesario, aunque diseñados para perdurar en el tiempo.
En relación al plazo para completar estos trabajos, Balandrán González estimó que el proceso concluirá a más tardar la próxima semana, coincidiendo con la Feria de San Marcos. Este tiempo refleja el intenso esfuerzo de los equipos de trabajo, que se han enfocado tanto en la limpieza como en la renovación de la estructura.