Este año, las autoridades sanitarias de Aguascalientes han incautado 183 productos fraudulentos, antes conocidos como «productos milagro», por ofrecer beneficios de salud sin base científica, reportó Faustino Piñón Ramos, director de regulación sanitaria del Instituto de Servicios de Salud del Estado. En entrevista con El Heraldo, Piñón Ramos detalló que estos productos, ahora llamados «productos de engaño», prometen desde bajar de peso hasta mejorar la memoria y resolver problemas renales, respiratorios o visuales, sin poseer los registros necesarios de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).
La mayoría de estos productos se encontraron en tiendas de alimentos y herbolarios, a diferencia de las farmacias, que venden productos regulados. Piñón hizo un llamado a la población para que acudan a profesionales de la salud frente a cualquier padecimiento.
El director afirmó que continuarán con la vigilancia y decomiso de estos productos, incluyendo su destrucción. Invitó a la ciudadanía a reportar irregularidades a través del sitio web de ISSEA o COFEPRIS, o directamente en el Centro Integral de Servicios, asegurando la confidencialidad de las denuncias.