Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión de Salud del Senado aprobó el etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas no alcohólicas, cuyo propósito es combatir la epidemia de obesidad y diabetes.
Tras la discusión, en donde el etiquetado pasó en términos similares a lo aprobado en la Cámara de Diputados, hubo siete votos a favor y tres abstenciones.
Miguel Ángel Navarro Quintero, titular de la Comisión de Salud, indicó que el dictamen pasará para ser votado al pleno del Senado el jueves de esta semana o el martes próximo.
Señaló que de aprobarse en el pleno, tocaría al Ejecutivo federal elaborar las especificaciones de este etiquetado.
Durante la Sexta Reunión Ordinaria de la Comisión de Salud, Navarro Quintero afirmó que la iniciativa propone un etiquetado eficaz para que los ciudadanos puedan tomar decisiones informadas sobre su alimentación.
Precisó que se trata de un mecanismo para prevenir la epidemia de obesidad y diabetes en el país.
Dijo que el etiquetado frontal busca proteger al consumidor de engaños y que éste obtenga información rápida y sencilla.
Por su parte, la senadora Lilia Margarita Valdez indicó que es urgente implementar el etiquetado frontal, pues se trata de una legislación en favor de la libertad de los ciudadanos de decidir qué come o qué no come.
Indicó que el etiquetado en Chile ya está dando resultados y se implementó apenas hace dos años, pero se requieren de seis a 10 años para revertir la problemática de obesidad y diabetes.