El cerro ‘Juan Grande’, ubicado en Palo Alto, cabecera del municipio de El Llano, es zona de águilas reales, que se pueden llegar a avistar en esta extensa región.

A pesar de que actualmente es zona natural protegida, no siempre la tranquilidad de la emblemática ave estuvo asegurada,  pues existían personas que aprovechando la poca vigilancia, decidían capturarlas sin reparo.

Isidro Herrera, habitante en aquella demarcación, detalla que si bien no existe una hora en específico para observar el vuelo de las águilas, cuando se aprecian repentinamente regalan hermosas postales que van acompañadas de los sorprendentes paisajes, que son reforzados por las formaciones rocosas de la zona. Señala que la vigilancia de parte de las autoridades encargadas del medio ambiente es constante, ya que anteriormente, hasta vecinos de comunidades cercanas al cerro observaban cuando las personas las capturaban. En este sentido, invitó a las personas que suelen visitar los cerros en donde se pueden observar nidos de aves como las águilas, a respetarlas.

“La ignorancia de saber que el águila no es presa para estar domesticada puede acabar con la vida de ellas. Ya poco a poco la gente se va calmando y no es tan común ver su captura, porque saben de la importancia de ellas y de los problemas que se pueden meter legalmente”, concluyó.