Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: La Cámara de Diputados aprobó una reforma que permitirá al Instituto de Seguridad Social y Servicios Sociales de Trabajadores del Estado (ISSSTE) crear formalmente un fondo de reserva con los recursos de los pensionados que no sean reclamados por los trabajadores o sus familias.

Dicho fondo servirá para pagar futuras devoluciones.

La reforma se aprobó con 407 votos a favor y 37 abstenciones de MC y PRD. Se envió al Senado para su revisión.

En el artículo 251 de la Ley del ISSSTE, la diputada Susana Cano presentó una reforma para precisar que no prescribe el derecho de los trabajadores a reclamar el dinero de su cuenta individual.

Sin embargo, sin explicar en qué consistía una reserva de modificación al mismo artículo, se dispuso que el ISSSTE sí se pueda quedar con el dinero no reclamado y que se forme el fondo de reserva.

La reforma original de Cano añadió el término de «imprescriptible» y preveía que a los 10 años que fueran exigibles los recursos de la cuenta individual del seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez, el dinero se transferiría a una reserva del ISSSTE para atender solicitudes de devolución.

Sin la firma de algún legislador, se propuso al Pleno modificar dicho párrafo de Cano.

«Sin perjuicio de lo anterior, el Instituto podrá disponer de dichos recursos a los 10 años de que sean exigibles sin necesidad de resolución judicial, siempre que constituya una reserva suficiente para atender las solicitudes de devolución de los trabajadores o beneficiarios.

«La Secretaría de Hacienda aprobará la metodología para determinar el monto de la reserva que el Instituto constituirá para atender las solicitudes y el procedimiento que deberá seguir para ello», señala la modificación a la reforma.

En un segundo artículo transitorio, se agregó que el ISSSTE, dentro de los seis meses siguientes a la entrada en vigor del decreto, deberá enviar a la Secretaría de Hacienda la metodología para determinar el monto de dicha reserva para su aprobación.

En la tribuna, Cano reprobó que en la reforma a la Ley del Instituto del 2007 se hayan dejado los recursos a favor de la dependencia luego de 10 años si no son reclamados.

«Mañosamente, los mismos gobiernos neoliberales de entonces dejaron los recursos a favor del instituto, solamente aumentó el tiempo para exigirlos de cinco a 10 años.

«Sin embargo, este aumento no es suficiente, compañeras y compañeros. Nuestra responsabilidad es garantizar que todo recurso, fruto de los años de esfuerzo de los trabajadores, les sea devuelto íntegro, porque ese dinero no es del Gobierno, sino de ellas y de ellos, quienes lo ganaron luchando y trabajando día a día, haciendo que la maquinaria gubernamental funcionara», dijo.

Afirmó que no era justo que a los trabajadores se les robe su patrimonio para que el Instituto se quede con el dinero no reclamado.

«Les invito a votar a favor del presente dictamen, que garantiza que los recursos, en las cuentas individuales del seguro de retiro, no tengan tiempo límite.

«En la cuarta transformación nunca más el gobierno se quedará con el dinero del pueblo, nunca más se permitirá la injusticia hacia los trabajadores, nunca más se continuará con las políticas neoliberales que dañan el tejido social», dijo, sin explicar la reserva que contradice su discurso, porque finalmente el ISSSTE sí podrá disponer del dinero que no sea reclamado en 10 años.