Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Comisión de Derechos de la Niñez y la Adolescencia de la Cámara de Diputados aprobó ayer el dictamen que prohíbe a las escuelas la venta de comida chatarra y bebidas azucaradas.
La propuesta establece que no se podrán instalar máquinas expendedoras de golosinas y refrescos, tanto en escuelas públicas como privadas de educación básica.
En una sesión de trabajo cerrada, la comisión avaló reformas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes con 26 votos a favor, con un agregado a la fracción séptima del artículo 50.
En la redacción aprobada se señala que, para combatir la desnutrición crónica y aguda, sobrepeso y obesidad, así como otros trastornos de conducta alimentaria, las autoridades promoverán una alimentación equilibrada, el consumo de agua potable y el fomento del ejercicio físico.
“Debiendo prohibir por cualquier medio la distribución gratuita, venta y suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico a menores de edad en las instituciones educativas públicas y privadas de educación básica, así como la venta a través de distribuidores automáticos o máquinas expendedoras de estos productos”, cita el texto añadido.
En la redacción se agrega que será necesario otorgar las condiciones, los mecanismos y herramientas para que los menores de edad tengan la certeza de que los alimentos que consumen son los necesarios y adecuados para permitir su desarrollo.
En la misma legislación se aprobó otra reforma en el artículo 30, en materia de adopción, para precisar que los solicitantes deberán acudir a las Procuradurías de Protección, al Sistema Nacional DIF o a los sistemas homólogos de los estados para realizar sus trámites de adopción, atendiendo a lo previsto en la reglamentación correspondiente.