Martha Martínez y Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados aprobó ayer la creación de un nuevo etiquetado frontal en alimentos y bebidas no alcohólicas, que advierta excesos en azúcar añadida, sodio, grasas saturadas y calorías en los productos.
En una votación casi unánime, con 458 votos a favor y 2 abstenciones, los legisladores de todos los partidos políticos aprobaron reformas a la Ley General de Salud.
“El etiquetado deberá hacerse en forma independiente a la declaración de ingredientes e información nutrimental, para indicar los productos que excedan los límites máximos de contenido energético y nutrimentos críticos”, indica la modificación al artículo 212.
Una vez que la reforma sea analizada y votada en el Senado, se abrirá un plazo de 180 días para que el Gobierno federal realice las adecuaciones reglamentarias para la implementación del nuevo etiquetado.
Cristian Morales, de la Organización Panamericana de la Salud en México, consideró que la aprobación es un avance, pues el etiquetado actual no sirve, y destacó el caso de Chile, donde tras dos años de sistema de advertencia se redujo el consumo de productos dañinos en un 20 por ciento.
Catalina Gómez, jefa de Protección Social de Unicef, celebró la decisión por parte de los Diputados que evidencia la preocupación que existe respecto a la epidemia de obesidad en el País, especialmente la infantil.