Mayolo López 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con airadas protestas de la Oposición y de Morena contra el “terrorismo y persecución fiscal”, el Pleno del Senado aprobó la Ley de Ingresos con 58 votos en favor y 34 en contra.

El paquete fiscal avalado considera aumentos en el espectro radioeléctrico, con alzas a concesionarios de internet y telefonía celular.

Luego de que la bancada de Morena protestara con dureza ante la titular del SAT, Raquel Buenrostro, por la introducción del polémico esquema de “Big Brother fiscal” –con el que inspectores fiscales podrían hacer “cateos” en domicilios particulares para conocer de bienes no declarados–, el grupo mayoritario presentó una reserva para eliminar esas “facultades excesivas”.

La reserva, aprobada por unanimidad, considera la eliminación de “la facultad del SAT para el uso de herramientas tecnológicas para recabar imágenes o material que sirva como constancia de la notificación personal”.

Los cambios introducidos obligarán a devolver la minuta a la Cámara de Diputados.

Los grupos opositores habían cuestionado con dureza las facultades de “espionaje” que tendría el SAT para hacer “cateos” violatorios de las garantías individuales.

“El paquete económico 2021 se caracteriza por la sensibilidad que enfrentamos como país y como sociedad frente a las coyunturas que han impactado al mundo y a México por el Covid-19”, explicó el presidente de la Comisión de Hacienda, el morenista Alejandro Armenta.

“Están orientadas claramente a fortalecer las capacidades de salud, promover un crecimiento rápido y sostenido del empleo y de la actividad económica”, dijo.

Las proyecciones de la Ley Ingresos para 2021 apuntan a un crecimiento de entre 3.5 y 5.6 por ciento del PIB, con una bolsa de recaudación cifrada en 6.2 billones de pesos, sin aumentos de impuestos ni gravámenes nuevos.

Los grupos opositores también censuraron el hecho de que Morena argumentase que ya no debe hablarse de “crecimiento económico”, sino de paquetes económicos que combatan la pobreza, como planteó Armenta.

“Debemos dejar de pensar en paquetes económicos que sólo valoran criterios de crecimiento; lo que no hemos entendido en política macroeconómica es que el crecimiento económico no significa necesariamente desarrollo humano”, sostuvo el morenista.

La también morenista Lucy Meza recordó que su bancada había frenado “los excesos y abusos que se pretendía cometer con reformas de injusticia y hasta inconstitucionales. Los senadores de Morena estamos convencidos de que no debe de existir una política de persecución ni de terrorismo fiscal en contra de quienes verdaderamente contribuyen con nuestro país, fue un error gravísimo el contemplar políticas de persecución fiscal”.

Por Movimiento Ciudadano, Samuel García fustigó un paquete “que no tiene ni un estímulo fiscal, uno solo, pero vaya terrorismo, con todas las de la ley para ir por los contribuyentes”.

Para el legislador regiomontano, el paquete era “inconstitucional por permitir que los auditores del SAT entren a sus domicilios con cámara para grabar fotografía y video”.

“Yo no sé ustedes, mexicanos, pero yo no estoy dispuesto a votar a favor de una propuesta que le permite al SAT que vengan a grabarme en mi casa, porque es un derecho humano que no se puede violar”, protestó el emecista.

En el mismo tono, Nuvia Mayorga afirmó que el paquete resultaba “preocupante porque se plantea una barbaridad al querer bloquear el acceso al internet, a las plataformas digitales; una medida sumamente excesiva, violatoria de la Constitución, al no garantizar la accesibilidad al internet”.

La priista cuestionó, también, la reforma al Código Fiscal de la Federación que otorga al SAT “facultades de espionaje y vamos a tener un terrorismo fiscal”.

“Es una barbaridad: cómo es posible que ahora un visitador pueda ir a un domicilio fiscal y tomar con cámaras fotográficas o en video, para recabar información de los bienes y de los activos que tiene un contribuyente”.

El perredista Miguel Ángel Mancera exigió que se revisara la intención de realizar visitas domiciliarias que “están marcadas con una clara línea de inconstitucionalidad, que rebasan el propósito de una visita administrativa y que se convierten prácticamente en cateos no autorizados por autoridad judicial, sino en una invasión clarísima del domicilio de las personas, de su privacidad”.

Por el PRI, Manuel Añorve se manifestó en contra de los aumentos a los derechos del espectro radioeléctrico.

“Podrán decir que no se están aumentando impuestos, pero la verdad es que están entrando por la puerta de atrás, están aumentando derechos”, sostuvo.

“Muchos de los que estamos aquí andamos en colonias y no es nada raro que la gente se acerque y nos diga que solamente tiene un celular y hoy quieren incrementar el internet y la telefonía celular”, dijo.

La panista Minerva Hernández censuró el aumento a los derechos del espectro radioeléctrico.

“¿Cuál es el mensaje que manda este gobierno a millones de mexicanos que hoy utilizan esta herramienta fundamental para trabajar desde casa, para continuar con su educación a distancia”, cuestionó.