Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aún bajo el régimen de separación de bienes, un divorcio implicará una indemnización de hasta 50 por ciento de los bienes adquiridos durante el matrimonio en favor del cónyuge que se dedicó preponderantemente al hogar y a la crianza de las hijas y los hijos, según lo determinó la Corte.

La decisión del máximo tribunal, tomada de conformidad con el principio de igualdad entre cónyuges, derivó de un juicio de amparo en el que una mujer planteó la inconstitucionalidad de la ley vigente en Veracruz en la que no se prevé el pago de una pensión compensatoria.

«La ausencia de esta regulación constituye una vulneración directa al principio de igualdad entre cónyuges, el cual tiene el alcance de proteger la repartición de los ingresos y bienes adquiridos dentro del matrimonio, con el fin de atender y remediar situaciones de desigualdad o desequilibrio económico entre los cónyuges, especialmente de las mujeres, debido a los roles y estereotipos que históricamente se le han asignado como naturales a partir de su sexo y por su condición humana», determinó la Primera Sala de la Corte.

En la sentencia propuesta por la Ministra Ana Margarita Ríos Farjat y aprobada por unanimidad, se resolvió que la figura de la compensación económica no puede ddepender del reconocimiento expreso que haga cada legislación estatal.