Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), que encabeza un ex colaborador de Rocío Nahle y Manuel Bartlett, aprobó en cuestión de horas la directriz por la cual el Ejecutivo, a través de Sener, solicitará a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) fijar precios máximos para venta del gas LP.

El proyecto de la Directriz de Emergencia para el Bienestar del Consumidor de Gas Licuado de Petróleo, firmado por Nahle, titular de Sener, fue publicado ayer a las 15:03 en el portal de la Conamer, cuyo Comisionado Nacional, Alberto Montoya Martín del Campo, lo aprobó prácticamente de inmediato.

El dictamen final de Montoya, que permite que la Directriz sea publicada en el Diario Oficial de la Federación, fue sellado de recibido a las 15:55 de ayer mismo en la Unidad de Administración y Finanzas de la Sener.

Montoya Martín del Campo fue subsecretario de Planeación Energética y Desarrollo Tecnológico de la Sener de diciembre de 2018 a julio de 2020.

De 2014 a 2018 fue asesor en el Senado, y en 2013 colaboró en el libro ‘Estrategia Urgente en Defensa de la Nación. Política Energética para que México sea potencia Económica en el Siglo XXI’, del que fue autor Bartlett, entonces coordinador de senadores del PT.

Montoya asumió la titularidad de Conamer luego de la renuncia de César Hernández en mayo de 2020, justo después de negarse a agilizar el trámite de la Política de Confiabilidad del Sector Eléctrico Nacional (SEN), que la propia Nahle emitió y publicó de inmediato en el Diario Oficial, y que meses después fue anulada por la Suprema Corte de Justicia.

En su nueva Directriz de Emergencia, Nahle solicitará a la CRE fijar precios máximos al gas LP en un plazo de tres días, pese a que la Ley de Hidrocarburos ordena que los precios sean determinados libremente por el mercado.

En su dictamen sobre el formulario de Análisis de Impacto Regulatorio (AIR), que envió la Sener, Montoya se limitó a transcribir todos los argumentos de la dependencia y a confirmar que está de acuerdo con ellos.

“Dado que se señala de manera puntual que los tipos de riesgos que se pretende mitigar son afectaciones al bienestar de las familias mexicanas, afectaciones económicas, afectaciones al medio ambiente, todas derivadas de la emergencia identificada y de los altos precios del gas LP que las familias mexicanas tienen que pagar, la Conamer ratifica la necesidad de la emisión de la propuesta regulatoria”, afirmó Montoya al revisar la sección de Impacto Regulatorio de la AIR.

El dictamen no hace mención alguna a la Ley de Hidrocarburos, ni a la investigación en curso de la Comisión Federal de Competencia Económica sobre la existencia de condiciones efectivas de competencia en el mercado de distribución de gas LP.

La Sener acusa a las empresas dominantes de prácticas monopólicas para repartirse mercados, y considera que es urgente bajar los precios del gas LP para que familias de escasos recursos no tengan que recurrir a leña o carbón para reemplazarlo.

El tope de precios será acompañado de la creación de la empresa estatal Gas Bienestar, ordenada por el Presidente López Obrador, para vender cilindros a precios más bajos que los del mercado.