Eduardo Llamas Esparza, presidente de la Federación de Colegios de Ingenieros Mecánicos, Eléctricos, Electrónicos y Ramas Afines de la República Mexicana, resaltó la urgencia de adecuar la infraestructura del país ante la llegada inminente de vehículos eléctricos. El especialista destacó la necesidad de fabricar y reestructurar instalaciones eléctricas en todo el país. Aunque el tema de los vehículos eléctricos está en auge, señaló que México aún no está preparado para su masificación, destacando la carencia de electrolineras, indispensables para la recarga de estos vehículos.
El presidente de la Federación subrayó la importancia de promover las energías renovables, especialmente la solar, como solución viable y sostenible. Propuso que conectar directamente la energía solar en lugar de adquirirla de compañías suministradoras podría ser una opción más económica y amigable con el ambiente para cargar vehículos eléctricos.
Respecto a la implicación del gobierno federal, Llamas Esparza expresó su decepción por la falta de colaboración y afirmó que la Federación está dispuesta a contribuir con su experiencia para mejorar la ingeniería del país y participar activamente en la actualización de normativas. Señaló que en los últimos años se han propuesto más de 3,000 cambios en la Norma Oficial 001 de instalaciones eléctricas, que aún no se han implementado. Lamentó el rezago en la actualización de normativas comparado con países como Estados Unidos y algunos de Europa.
En cuanto a los retos futuros, destacó la necesidad de mejorar la capacitación y certificación en ingeniería, especialmente ante la creciente demanda de empresas transnacionales, e insistió en la importancia de la mejora continua para garantizar la competitividad y productividad del sector.