A partir de este mes, Reglamentos municipales reanudó la ampliación de horarios y tan solo en los primeros días se recibieron 150 solicitudes por parte establecimientos con licencias reglamentadas o especiales como restaurantes, bares, antros y tiendas de abarrotes.

David Ángeles Castañeda, titular de la Dirección de Reglamentos Municipales, indicó que la afluencia de clientes a los antros está siendo selectiva, se ha observado que son contados los lugares que sí tienen aglomeración y otros se encuentran en solitario, y esta situación se observa en los negocios que funcionan en las avenidas Colosio, Carranza y Las Américas.

Todavía la sociedad aguascalentense no está acudiendo a todos los antros, bares o restaurantes que operan en el municipio, pero la gente sí va a los lugares populares.

Indicó que los abarroteros son los que han estado incumpliendo más con el cierre de horarios autorizados, junto con los antros y los bares, los cuales pueden operar hasta las 10 de la noche y las dos de la madrugada, respectivamente.

Si hay ampliación de horario, los establecimientos de restaurantes, bares y antros pueden operar hasta las tres o cuatro de la mañana.

De las licencias reglamentadas, aproximadamente el 20% solicita una ampliación de horario en cuanto a los lugares más concurridos por los ciudadanos aguascalentenses, y las tiendas de abarrotes que funcionan con licencias especiales, también un 20% de esos negocios piden extender sus tiempos de trabajo.

Las tiendas de abarrotes deben cerrar a las 10 de la noche para la venta de cerveza y aquellos que quieren laborar más tiempo solicitan ampliación de horario por una o dos horas más.

Por mes se detectan alrededor de 20 negocios de abarrotes que operan fuera de horario y una cifra similar con los restaurantes, antros y bares, a quienes se les aplican sanciones económicas que pueden oscilar de los 1,200 a los 90 mil pesos, advirtió el director de reglamentos del Ayuntamiento Capitalino.