Óscar Luna
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos autorizó el uso de emergencia de una prueba de saliva desarrollada por la Universidad de Yale para detectar Covid-19.
El método, denominado SalivaDirect, es más sencillo, menos costoso y menos invasivo que la prueba tradicional a través del hisopado nasofaríngeo, informó la institución académica privada.
“Los resultados hasta ahora han encontrado que SalivaDirect es muy sensible y produce resultados similares a los de los hisopos de nasofaringeo”, expuso.
La FDA explicó que éste método no requiere ningún tipo especial de hisopo o dispositivo de recolección sino que puede recolectar una muestra en cualquier recipiente estéril.
Además, la prueba de saliva es tomada por el propio paciente, lo que también podría reducir el riesgo para los trabajadores de la salud que toman las muestras.
“La metodología SalivaDirect ha sido validada y autorizada para su uso con diferentes combinaciones de reactivos e instrumentos de uso común, lo que significa que la prueba podría usarse ampliamente en la mayoría de los laboratorios de alta complejidad”, detalló.
La agencia del gobierno estadounidense afirmó que la Universidad de Yale tiene la intención de compartir su método como un protocolo de “código abierto” con los laboratorios interesados.
“Debido a que esta prueba no depende de ningún equipo patentado de Yale y puede usar una variedad de componentes de prueba disponibles comercialmente, se puede ensamblar y usar en laboratorios de alta complejidad en todo el país, siempre que cumplan con las condiciones de autorización de uso de emergencia”, explicó.
Se informó que el Laboratorio Jackson de Medicina Genómica en Farmington, Connecticut, se asociará con Yale para explorar cómo implementar la prueba para una audiencia más amplia.