A través de un amparo indirecto contra las secretarías de Economía y de Salud de nivel central, el abogado y activista Manuel Fernando Díaz Rodríguez demandó se fijen precios máximos para el público a los insumos médicos como cubrebocas y gel antibacterial en todo país, dado que en este tiempo de pandemia son indispensable para el cuidado de la salud de la población en general.

Por lo pronto se ha obtenido la notificación por parte del Juez Segundo de Distrito en Aguascalientes, concediendo la suspensión, es decir, en tanto se resuelve este juicio de amparo, las secretarías antes citadas deberán fijar el precio máximo para esos productos indispensables ahora en el hogar, centros de trabajo, establecimientos mercantiles y próximamente en escuelas.

Después de poco más de un mes de haber interpuesto la demanda de referencia, el Juez Segundo de Distrito dio la notificación al demandante pero también a las dependencias demandadas, a través de correo electrónico a las cuentas institucionales respectivas, y deberán cumplir con fijar el tope de precios para esos artículos en específico y de inmediato.

La orden de la autoridad judicial federal fue en el sentido de que las secretarías de Salud y de Economía federales, coincidan en el precio máximo que deberán tener el gel antibacterial y los barbijos al menos en tanto se resuelve en definitiva este asunto legal.

En la resolución de suspensión, se refiere al artículo 31 de la Ley General de Salud, en el que se indica que las secretarías citadas deberán asegurarse de la adecuada distribución y comercialización, además de fijar precios máximos al público de medicamentos e insumos, lo cual en este tiempo no se ha cumplido, según lo expuesto en la demanda de amparo.

Así pues, será el próximo 28 del mes en curso al mediodía, cuando comparezcan las partes involucradas en este asunto, una audiencia por videoconferencia o vía remota, según sea el caso, para que ofrezcan pruebas y aleguen lo que a su competencia convenga, y será con base en eso, si en definitiva el Juez dictamina que se fijen topes máximos definitivos a los productos citados.