De manera paulatina se recupera la industria automotriz, que es motor y fortaleza de la economía de Aguascalientes, por lo que todo lo que sucede en torno a este sector atrae la atención. Así como a mediados de año hubo un acento de incertidumbre debido al cierre obligado de las plantas ensambladoras y todas las empresas de autopartes, hoy vive el repunte de la producción y el empleo.

Al señalar la importancia que tiene el hecho de que las armadoras estén en mejores condiciones, el líder del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica, Rogelio Padilla de León, destacó que esto beneficia a todos los trabajadores, tanto los que ya laboran en la misma como de aquellos que encuentran acomodo, con lo cual se cumple el compromiso de las firmas de impulsar la recuperación.

En la actualidad se trabaja al 70% de la capacidad instalada, lo que es reflejo del incremento que registra la demanda del mercado nacional e internacional, haciéndose más palpable en los meses de noviembre y diciembre, por lo que se cerrará 2020 con mejores perspectivas.

El aumento de la producción de automóviles y autopartes se debe, en gran medida, a que estos dos últimos meses se recibe el aguinaldo y otras percepciones extraordinarias, lo que se aprovecha para invertirlos en la compra de un vehículo, a lo que se agrega las facilidades de las instituciones financieras para los créditos, situación que contribuye a que se eleven las ventas.

Hace unos meses se vivió una etapa de escepticismo, al obligar la pandemia a cerrar las ensambladoras y por ende las de autopartes, por lo que se llegó a afirmar que posiblemente este problema llegaría hasta 2021, sin embargo obró el razonamiento en el gobierno del estado, al autorizar el reinicio de actividades con la única exigencia de que se cuidara el ambiente interno y externo de cada empresa para evitar el contagio en el personal, por lo que desde entonces se aplican medidas muy rigurosas en materia de higiene, estancia y distancia del personal y de todos aquellos que acuden a esos lugares, con lo que a estas alturas ya se superaron las expectativas de producción.

Es alentador para la organización sindical que cada vez sean más las contrataciones de operarios, incluso de una empresa que había decidido dejar de funcionar y de nueva cuenta abrió sus puertas, “en algunos casos ya se les llamó (a los trabajadores), no son muchos, pero ya hubo ingresos y esto habla de que hay una mejoría”, apuntó Padilla de León.

Detalló que hay corporaciones de autopartes  que se ven muy sólidas, con una producción al 100%, lo que se debe a que ha sabido diversificar su producción y hoy tienen varios clientes, por lo que se ha dado el caso de que tengan vacantes, que casi de inmediato cubren esa necesidad.

En cuanto a la situación que avizora para 2021, el dirigente dijo que mientras siga la pandemia resulta aventurado considerar cómo será el comportamiento en la industria automotriz, porque es indudable que el panorama se mira difícil, de ahí que es factible que tarde en alcanzar un nivel económico superior, no obstante se toman las providencias adecuadas para consolidar lo que se tiene e ir ampliando el marco, en beneficio de las empresas y de quienes laboran en ellas.

TRETA PERSISTENTE

Aunque no sorprende la actitud negativa de algunos individuos, que utilizan su sagacidad para perjudicar a todo aquel que cae en sus garras, resulta sumamente difícil entender a los funcionarios que conocen la manera de actuar de esos tipos y únicamente se concretan a hacer denuncias públicas, lo que naturalmente no lleva a su captura.

Dice el delegado estatal de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Mario Rodríguez, que algunos productores del estado han sido engañados, ofreciéndoles tramitar ante las autoridades la entrega de tractores,  para ello “les piden pagar 250,000 pesos, 50,000 de entrada para gastos de operación y 200,000 pesos que deben dar en pagos, los cuales deben ser depositados a la cuenta de un particular”.

En este engaño, agregó, han caído por lo menos 11 agricultores del municipio de Cosío, que tardíamente se dieron cuenta que fueron timados, por lo que hace el llamado para que todo trámite se haga directamente en la Sader y en caso de que alguien les ofrezca gestionar algún asunto que no entreguen un solo peso, sino que se comuniquen a la dependencia para conocer la veracidad del ofrecimiento.

En este asunto debería haber una denuncia formal por parte de la Seder y de los afectados, tanto en  la fiscalía estatal como en la federal, para que se investigue y se lleve ante un juez a los vivales, que con mucha labia logran convencer a los campesinos para que les entreguen o depositen el dinero a una empresa gestora. Se les hace firmar un convenio por los trámites que, dicen, van a llevar a cabo y luego de manera verbal les informan que les cobrarán un 20% para formalizar la entrega del tractor, que tiene un valor de 800,000 pesos y que será donado por el gobierno federal, por lo que en cuanto aparezcan esos sujetos en sus lugares de residencia o trabajo, los labriegos deben denunciarlos al whatsapp 449-904-72-47 y que la policía proceda a su detención.

El engaño que se hace a los hombres y mujeres de campo es muy antiguo, tan es así que hay varios asuntos que sí han tenido un resultado favorable para los perjudicados, es el caso de la persona que logró la entrega de documentos de un vecino de Pabellón de Arteaga, para que vendiera un predio de su propiedad, negociación que sí llevó a cabo y de lo que no informó al interesado. Este se dio cuenta hasta que observó que en su terreno se llevaba a cabo una construcción y al preguntar quien les había vendido se enteró que fue el mismo al que le entregó la carta-poder, por lo que fue denunciado, se le detuvo y finalmente fue sentenciado, quedando recluido en el penal de El Llano.

El problema es que muy pocos son los que se logra atrapar, ya que su habilidad les permite “oler” cuando hay peligro y de inmediato levantan el vuelo, por lo que en este asunto que plantea el representante de Agricultura y Desarrollo Rural se debe proceder no sólo a la denuncia sino a darle seguimiento hasta lograr que los aprehendan y devuelvan lo que indebidamente se apropiaron.

NUEVO CRESPÓN

Por más que se quisiera que ya no hubiera más defunciones, la funestamente célebre pandemia sigue dejando una estela de sufrimiento en varios hogares de Aguascalientes, de lo que se ha mencionado en este espacio. Ahora corresponde a Daniel Gómez, propietario del bar El Caribe, que sucumbió ante el coronavirus. Por varios años este lugar fue refugio de políticos de distinto origen, lo mismo que de periodistas, que al término de sus labores solían reunirse a comentar las “últimas”. Un lugar acogedor, cómodo, muy espacioso, fue El Caribe, por lo que era posible platicar sin interferencia de las demás mesas. Daniel se caracterizó por su interés permanente de agradar a la clientela, llegado al grado de crear un lugar especial para aquellos que buscaban privacidad. El declive de este lugar tuvo dos etapas, una fue cuando la administración municipal 2004-2007 eliminó el estacionamiento en la avenida López Mateos, lo que provocó que sólo unos cuantos se aventuraron a dejar su vehículo en las calles aledañas, en donde eran común los cristalazos, y años después la muerte del menor de sus hijos varones, Raúl Octavio, de lo que nunca se pudo reponer, por lo que terminó por cerrar y así ha estado desde hace varios años. Hoy ha partido, dejando atrás un buen recuerdo de quienes tuvieron la fortuna de su trato, de su amabilidad, con lo que se desprende otro pétalo, que sin duda habrán de encontrar los que siguen aquí.