David Loji
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Nissan Tsuru es un auto que tiene un estatus legendario en México, pues a lo largo de 26 años de producirse en México logró ventas de cerca de 2.4 millones de unidades.

Este auto, en palabras populares, es el «valedor» de muchos mexicanos, que dependen de él para su diario vivir, ya sea como auto de uso particular o de trabajo.

El Tsuru forma parte de la cultura mexicana. Si no nos cree, a continuación, una pequeña adivinanza mexicana:

P.- ¿Cómo se dice «me gusta tu auto en japonés»? R.- «Tá chido tu Tsuru»

El Tsuru forma parte integral de nuestra vida cotidiana, a pesar de que desde mayo del 2017 no se produce más. Vaya, es una leyenda viviente. Llamarle así no es exageración. Muchos mexicanos aprendieron a conducir en uno, una gran parte de las familias mexicanas lo tuvieron en algún momento o lo siguen teniendo. Un Tsuru fue el primer auto de muchos mexicanos. De hecho, prácticamente toda la población de nuestro país ha estado a bordo de un Tsuru, ya que es muy valorado por los taxistas por ser confiable, cómodo, económico y fácil de reparar. Inclusive, no descarte usted la posibilidad de que muchos mexicanos fueron concebidos en un Tsuru.

El inicio de la historia de este emblemático modelo en México se remonta a abril de 1984, marcando una nueva era para su fabricante, que eb ese momento cambió su identidad corporativa en México de la marca Datsun a Nissan

Sí, oíste bien. Antes, Nissan vendía sus autos bajo la marca Datsun. El Tsuru se vendió bajo la marca Nissan desde el inicio, marcando el «reboot» de este fabricante en México.

Para reforzar su identidad japonesa, los productos de Nissan en México tenían nombres en japonés. Para este importante modelo familiar se le dio el nombre en japonés de la grulla: Tsuru, mientras que en Estados Unidos se llamó Sentra.

Otra razón por la cual el Tsuru significó un gran paso para su fabricante fue su nuevo diseño de tracción delantera, que contrastaba con la trasera de su antecesor, el Datsun A10. A diferencia de éste, el motor del Tsuru estaba montado transversalmente ya que tenía máquina longitudinal. Este nuevo motor tenía un desplazamiento de 1.5 lts

Fue una gama completa y ambiciosa, pues tenía cuatro estilos de carrocería: cuatro puertas, dos puertas, vagoneta y un hatchback deportivo llamado Samurai, nombre que fue utilizado previamente en el Datsun A10. Posteriormente, de éste hubo una versión Ninja Turbo.

La primera generación del Nissan Tsuru se produjo de 1984 a 1987, con un total de 210 mil 565 unidades producidas, siendo un gran éxito. En 1988 llegó la segunda generación y Nissan le cambió el nombre a Tsuru II. Este modelo tenía un diseño más maduro y elegante, caracterizado por líneas angulares.

De nueva cuenta, estuvo disponible en versión sedán cuatro puertas, dos puertas y vagoneta. Además, hubo otra vez una versión deportiva, pero su nombre cambió a Hikari y con ventana trasera tipo «burbuja», es decir de crista l. Tenía motor de 1.6 litros con 80 caballos, además de ofrecer una versión Turbo con 93 caballos que fue un desarrollo mexicano, con carburador y diseñado para trabajar con gasolina Nova.

El modelo 1989 tuvo cambios de diseño, como defensas más grandes y un distribuidor de doble platino. Para 1990 se rediseñaron las luces traseras y las luces de estacionamiento delanteras cambiaron a color ámbar.

El último año del Tsuru II fue 1991 y el sedán equipado estrenó ventanas eléctricas, siendo la primera vez que un Tsuru ofrecía este equipamiento. Con un total de 343 mil 263 unidades producidas, el Tsuru II superó a su antecesor.

En octubre de 1991 hizo su debut la tercera generación del Tsuru y, contrario a lo que se esperaba, su nombre no fue Tsuru 3. Este modelo duró en producción hasta mayo del 2017.

En cuanto a estilos de carrocería, la tercera generación consta de dos y cuatro puertas. A diferencia de las dos generaciones previas, la versión deportiva no tiene una carrocería distinta, sino que se basa en la versión 2 puertas y se llama GSR2000 con un motor más grande, de 2 lts de desplazamiento y 140 caballos.

El Tsuru tercera generación no tuvo vagoneta. Para este efecto, Nissan desarrolló este tipo de vehículo basado en la plataforma del Tsuru, pero con cambios estéticos que llamó Tsubame.

Aunque inicialmente el Tsuru de tercera generación se ofrecía en una amplia variedad de versiones, desde básica hasta equipada, con el paso del tiempo se simplificó la gama y se eliminaron las variantes equipadas.

Este modelo resultó ser un éxito enorme, pues registró un total de 1 millón 478 mil 505 unidades producidas y es de los autos más vendidos en México.

Sin embargo, las leyes cada vez más estrictas en materia de seguridad no favorecieron a este modelo ya que en pruebas de choque de Latin NCAP obtuvo resultados preocupantes.

La aprobación de la NOM-194 que vuelve mandatorias las bolsas de aire y frenos ABS hicieron que en mayo del 2017 llegara el fin de la producción del Tsuru, que se despidió de México con una edición final llamada Buen Camino.