La Confederación Patronal de la República Mexicana se pronunció a favor de una estrategia de austeridad nacional, siempre y cuando ésta sea racional y no como la que actualmente se ha implementado, que denota falta de visión, de prioridades y de sensibilidad social.
El sindicato patronal que en Aguascalientes preside Raúl González Alonso, señaló que la demanda al Gobierno es que se invierta de forma estratégica y transparente en los proyectos y acciones que mejoren la calidad de vida de la gente.
También que genere empleos e inversiones que garanticen el desarrollo sustentable del país; en suma, estrategias que generen condiciones de prosperidad para todos los habitantes, y que abonen al desarrollo con bienestar de los mexicanos.
En un pronunciamiento público, destacó el respaldo a la eliminación de dispendios, gastos suntuarios y privilegios que no benefician en nada a los ciudadanos ni aportan al crecimiento del país, y, por el contrario, crean espacios de opacidad, corrupción y desconfianza.
Sin embargo, es un hecho que recortes adicionales a ello, especialmente en sectores estratégicos, grandes inversiones, proyectos de trascendencia, deben analizarse desde una óptica de costo-beneficio social para México y deben ser racionales, planeados y específicos.
En ese sentido, advirtió que “recortar por recortar”, puede resultar contraproducente y es preocupante que existan rubros de gasto destinados a la atención a la población y a la inversión pública que registran una disminución de entre 70 y 100% respecto 2018.
Recalcó que, de acuerdo con el más reciente Informe Trimestral de la Secretaría de Hacienda, sobre la Situación Económica, las Finanzas y la Deuda Pública, la inversión impulsada por el sector público se derrumbó 15% en comparación con el mismo periodo del año pasado.
Además, resulta alarmante que la inversión física en rubros como protección ambiental cayó en 84%, el transporte en 78% y protección social en 100%, respecto del mismo lapso del año anterior.
A estas alturas, los mexicanos ya padecen las consecuencias de una austeridad sin estrategia y el pasado mes de mayo dio ejemplos claros de ellos en rubros específicos como medio ambiente y salud, sectores estratégicos para toda la población.