El Colegio de Arquitectos, en voz de su presidente Alberto Sepúlveda, reclamó al Gobierno Federal reconsiderar su postura de austeridad, y destinar mayores recursos para la ejecución de obra pública. Estimó que para el próximo año que está por comenzar, las aportaciones federales para los estados, disminuyan más del 70 por ciento.
Derivado de la falta de presupuesto para el desarrollo de infraestructura pública a lo largo de la presente administración federal, algunos estados del país «están fritos», dijo.
Para el caso de Aguascalientes, lo que contribuyó a evitar mayores catástrofes, fue la activación en su momento del presupuesto emergente, que al menos permitió cerrar el año con algo de obra.
Sin embargo, de continuar la tendencia de austeridad, el sector de la construcción enfrentaría graves pérdidas. Alberto Sepúlveda, señaló que por lo anterior, algunas empresas del sector se han visto en la necesidad de realizar ajustes internos, mermando crecimientos previstos anteriormente y nuevas contrataciones, incluso otras más que no han soportado han desaparecido totalmente.
Lo anterior, exige a las empresas del sector de la construcción crear nuevas estrategias, apoyados de la sinergia que existe entre las entidades que conforman la Alianza Centro-Bajío Occidente, aprovechando así proyectos de inversiones extranjera que se pudieran presentar.
«No quitaremos el dedo del renglón de insistir en la inversión a obra pública. Pero entre la cerrazón tenemos que generar nuevas estrategias, para evitar afectaciones ante tanto recorte que ha existido en el presupuesto en esta administración federal», sentenció.

¡Participa con tu opinión!