Ausencia de Enrique une más a Carlos III y Guillermo

CDMX.- El Rey Carlos III y su hijo Guillermo han fortalecido su vínculo desde la partida del Príncipe Enrique de Inglaterra, según informes del diario británico The Sunday Times. La decisión de Enrique de establecer su residencia en Estados Unidos, en medio de tensiones familiares, ha tenido un efecto positivo en la relación entre Carlos y Guillermo, quienes ahora se apoyan mutuamente en asuntos relacionados con la Familia Real y la corona, dejando atrás cualquier rivalidad previa.
Fuentes cercanas citadas por el tabloide revelaron que la rivalidad entre Guillermo y su padre se ha disipado desde la mudanza de Enrique, permitiendo que el soberano pueda confiar en el sabio consejo de su hijo. Según una fuente, cualquier sentimiento de envidia o rivalidad entre ellos es cosa del pasado, ya que el Rey ve ahora a su hijo como un valioso aliado en asuntos familiares y en el cumplimiento de los deberes nacionales y estatales.
Este cambio en la relación padre e hijo ha proporcionado a Carlos III el apoyo necesario para gestionar sus ansiedades y fortalecer tanto sus relaciones personales como profesionales, según el periódico. Una fuente cercana al heredero al trono señaló que Guillermo está ansioso por respaldar a su padre, especialmente durante su tratamiento médico, demostrando un compromiso sólido con su progenitor.
Además del respaldo de Guillermo, el Rey busca constantemente el consejo de su hijo, especialmente en asuntos relacionados con otros miembros de la familia real, como el Príncipe Andrés o los Duques de Sussex. Esta nueva dinámica refleja una relación más cercana y colaborativa entre padre e hijo, en la que ambos están comprometidos en el bienestar y el éxito de la monarquía británica. (Staff/Agencia Reforma)