La crisis que viene enfrentando el sector automotriz desde hace varios meses, derivado de la falta de componentes como chips, ha comenzado a ocasionar afectaciones en empresas del sector transportista, sobre todo en aquellas interesadas en la adquisición de nuevas unidades.

El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), Roberto Díaz Ruiz, precisó que derivado de que las empresas que representante contantemente llevan a cabo la renovación de algunas unidades de carga, cumpliendo con la norma de vigencia y hasta prestar un mejor servicio.

Existe una gran demanda en la adquisición de nuevos camiones, sin embargo, de momento también existe una sobre oferta que está complicando la renovación de las unidades de carga, los cuales además de ser sobre encargo han incrementado sus costos de manera importante.

El líder Canacar, precisó que también se han visto afectados por el desabasto de piezas para la fabricación de autos, esperando que lo anterior se resuelva a lo largo de los próximos meses, al indicar que los paros técnicos que se han presentando en algunas empresas también afecta al sector transportista, quienes dejan de prestar sus servicios al existir menos tráfico de mercancía.

“Hay empresas que tienen cerca de un año en estar solicitando nuevas unidades y aun no las reciben. La falta de componentes afecta a todos, desde trabajadores, clientes y empresas. El compromiso de los transportistas es tener unidades con buena vigencia lo que además significa seguridad para los operadores y mejor servicio en general…”Roberto Díaz, CANACAR

 

¡Participa con tu opinión!