Claudia Guerrero e Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que aunque algunos Gobernadores protesten por más presupuesto y presionen al Gobierno federal, no hay más recursos.
“Decirles (a los Gobernadores) que aunque protesten y nos cuestionen, nos saquen ocho columnas en la prensa fifí y conservadora, no hay (más recursos), no hay porque también estaban acostumbrados a que presionaban para tener trato especial”, expuso.
En conferencia matutina, señaló que algunos de ellos quedaron muy mal acostumbrados porque recibían moches cuando eran legisladores.
“El presupuesto es de todos, no hay influyentismo. Se trata a todos los estados por igual y se le da preferencia los pobres”, dijo.
El Mandatario federal manifestó que la entrega de los recursos a los estados está en la ley y destacó que la última reforma se llevó a cabo durante el Gobierno de Felipe Calderón en 2007.
“(La ley) fue aprobada por los partidos que hoy son Oposición y muchos de los que hoy están demandando que se les dé más dinero votaron por esa ley, gobernadores de los que están en el llamado Frente Federalista”, expresó.
Este jueves, la Alianza Federalista, integrada por Gobernadores de 10 estados, pidieron a López Obrador recibirlos para discutir un ajuste al Pacto Fiscal.
El tabasqueño indicó que le pidió al Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, que dé a conocer cuánto de las participaciones federales de este año ha sido transferido a cada estado.
“Las participaciones federales, lo que se envía desde Hacienda, porque por ley les corresponde a los estados, de acuerdo a esta coordinación fiscal, llega a ser hasta el 95 por ciento de un estado, prácticamente todo lo que manejan”, aseveró.
López Obrador reiteró que, en cuanto a lo que corresponde al Gobierno federal, los recursos van a seguir llegando a los estados, pero de manera directa.
“Nada de que se va a entregar a un gobierno estatal y ese gobierno estatal o municipal lo va a entregar a la gente, mucho menos que se va a enviar a una organización, como era antes. Las organizaciones campesinas, las organizaciones de la llamada sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales que recibían dinero y estos organismos intermedios eran los que repartían”, manifestó.
El Presidente también se tomó el tiempo para criticar a la Alianza Federalista y afirmó que los conservadores no pueden ser federalistas.
“Teóricamente, históricamente es importante aclarar que el federalismo tiene que ver con el liberalismo, así ha sucedido en la historia de México, y que el conservadurismo está vinculado al centralismo; entonces, quienes son conservadores no pueden ser federalistas, en la historia de México nunca ha sucedido. Es un asunto conceptual, teórico, histórico”.
“Santa Anna era conservador y estableció un régimen político centralista; Juárez era liberal y federalista. Entonces, escuchar esos sonidos, esos ruidos federalistas de personas conservadoras es algo extraño”, sentenció.