Lo malo es que ya no habrá subsidios a la vivienda económica, lo bueno es que ahora les van a prestar más recursos a los trabajadores que deseen adquirir una unidad de vivienda básica para ellos y sus familias, y lo feo es que no saben aún cuánto ni cuándo.
Así lo señaló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), Antonio Rodríguez Mireles, al considerar que incrementar los montos de crédito es positivo porque así los trabajadores y los empresarios dejan de depender del subsidio del Estado.
“Es una medida compensatoria para la eliminación del subsidio a la vivienda básica que se venía operando hace años en el país, cuya finalidad era mantener activo el trinomio de prestación oficial, desarrollo empresarial del ramo y acceso a la vivienda para los trabajadores”.
No obstante, el cambio de esquema con el nuevo Gobierno Federal planteó la eliminación del subsidio y ahora, para compensar ese faltante de recurso para que quienes ganen menos puedan ejercer su derecho al patrimonio elemental que es una casa, van a prestar más a través de Infonavit, aunque aún no se establece cuánto más y si eso será suficiente.
“El planteamiento es positivo, pues el subsidio se generó precisamente porque a los trabajadores de menos ingresos no les alcanzaba para adquirir el nivel más básico de vivienda y ahora lo podrán hacer”.
En esa dinámica de cambio y con el número de casas económicas que hay en disponibilidad a lo largo y ancho del país, el Gobierno Federal comprometió un eventual subsidio para este tipo de vivienda.
Refirió al respecto que el Gobierno Federal comprometió una bolsa de cuatrocientos millones de pesos, de los cuales le tocaría una parte proporcional a Aguascalientes, para subsidiar unidades en rezago de venta.
“La promesa fue que ese dinero se liberaría para ejercerlo en la tercera semana de enero, es decir, la semana pasada, pero ya se acabó y no hubo noticia alguna del recurso ni mucho menos de cómo se operaría”.
Finalmente, confió en que en los próximos días se concrete la operación, pues al parecer sólo faltaba firmar un convenio entre Conavi e Infonavit para determinar cómo se operará esa partida presupuestal.