Aún estaba vivo

Una oportuna intervención de elementos de la Policía Municipal evitó que se registrara otro suicidio en la entidad.
Tras atender el llamado de una mujer reportando que su esposo intentaba quitarse la vida, los uniformados intervinieron rápidamente y lograron evitar que dicha persona cumpliera con su objetivo.
Fue ayer por la mañana cuando una mujer se comunicó al C-4 Municipal para solicitar ayuda, ya que su esposo intentaba atentar contra su vida y ya se había encerrado en el baño, por lo que tenía miedo que cumpliera con su amenaza.
De inmediato los elementos de la Policía Municipal se trasladaron al lugar de los hechos, un domicilio ubicado en el fraccionamiento Real del Sol. Tras lograr ingresar al baño, encontraron a un hombre de 32 años de edad suspendido con un lazo alrededor del cuello y el otro extremo amarrado a la estructura de un tragaluz.
Los uniformados lograron descolgarlo justo a tiempo y con apoyo de paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil se evitó que esta persona terminara con su existencia.