La nueva tarifa para los camiones urbanos de 9.50 pesos que entró en vigor ayer, afectaría a un 30% de los usuarios, pues el costo que tenía anteriormente ya significaba un gasto fuerte para sus ingresos y ahora podría ponerse en riesgo su derecho a la movilidad, sobre todo para quienes viven en colonias etiquetadas como vulnerables en temas sociales.

Así lo consideró el representante del Observatorio Ciudadano ante el Consejo Consultivo del Transporte Público, Andrés Osvaldo López Pérez, quien reconoció que si bien el sistema de movilidad ha tenido avances en cuanto a su modernización, no es lo que la población quisiera.

Comentó que el aumento a la tarifa del camión es fuerte para la economía de los usuarios, y consideró necesario hacer estudios en el tema de vulneración social y pobreza, porque “definitivamente va a haber grupos poblacionales para los que la tarifa ya implicaba un costo fuerte para sus ingresos y el aumento puede poner en riesgo su derecho a la movilidad”.

Se debe reconocer, dijo, que de marzo a la fecha sí ha habido una mejora en el transporte, “no la que la población espera, pero tampoco se puede resolver un sistema de movilidad en crisis, de la noche a la mañana”.

Aún con el avance que se ha tenido en la modernización de las unidades del transporte público colectivo, sostuvo que hay temas pendientes que deben ser atendidos ahora que se autorizó el ajuste a la tarifa.

Falta accesibilidad para las personas con discapacidad y otros sectores vulnerables de la población, pues la infraestructura de las unidades no da para que se cumpla con esa pluralidad e inclusión deseable.

“Si bien las rutas han empezado a ser actualizadas y ampliadas en algunos casos, es necesario continuar con esa reestructura que permita dar mayor cobertura del servicio a los usuarios”.

Finalmente, consideró que se requiere de una reingeniería profunda en las rutas de camiones, ya que es uno de los principales elementos para optimizar el sistema y que la gente note la mejora en el servicio, así como el tiempo de recorrido y que su paso por los paraderos sea sistemático.

¡Participa con tu opinión!