Antonio Baranda 
Agencia Reforma

El Instituto Nacional de Migración (INM) tomó conocimiento durante 2023 de 106 mil 778 niños migrantes que ingresaron a México de manera irregular.

Esa cifra representó un aumento de 50 por ciento respecto al número de menores canalizados por el INM durante 2022, año que sumó 71 mil 206.

Un reporte del órgano de la Secretaría de Gobernación (Seob) precisa que de los más de 106 mil niños niñas y adolescentes registrados el año pasado, 76 mil 464 tenían menos de 11 años.

Además, 30 mil 314 contaban con entre 12 y 17 años de edad.

«Todas y todos ellos quedaron bajo la tutela del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF)», aseguró el INM.

«Entre las acciones humanitarias más sensibles del INM está la salvaguarda y protección de personas migrantes en condición vulnerable como niñas, niños, adolescentes y mujeres embarazadas, además de los adultos mayores o con alguna discapacidad», agregó.

De acuerdo con el INM, en años recientes se han observado cambios en la composición de los flujos de personas en situación migratoria irregular que se originan y transitan por México.

Esos cambios, que responden a diversos escenarios políticos, sociales y económicos de los países de origen, han generado un importante aumento de la migración de menores.

El 11 de enero de 2021 se publicó una reforma a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, en la que, entre otros temas, establece el tipo de alojamiento al que deben acceder los menores de edad migrantes que viajan solos o acompañados y las medidas de protección a las que tienen derecho.

Ante estos cambios, este grupo de personas migrantes son consideradas oficialmente como «canalizadas».
Rechazan a 2 mil por ‘alertas’
El mismo informe, difundido este 1 de enero por la Segob, reporta que durante 2023 el INM rechazó a 2 mil 93 migrantes extranjeros por contar con alerta migratoria.

«En coordinación con instancias de seguridad nacional e internacional, rechazó la internación de 2 mil 93 personas por contar con alerta migratoria», detalla.

«Entre ellas 566 por probables delitos sexuales, 26 por contar con orden de aprehensión y 281 por malos antecedentes, entre otras».

En materia de combate a la corrupción, el INM afirmó que cuenta con un amplio sistema de vigilancia en los aeropuertos más importantes del País, instalaciones migratorias y distintos puntos de internación.

Destacó el sistema de PinPad o terminal de pago para evitar el cobro en efectivo y cualquier tipo de discrecionalidad entre usuarios y servidores públicos del Instituto.

De manera adicional, destacó, operan 12 puertas automatizadas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y 18 en el de Cancún.

«Con la sistematización de los ingresos, se agiliza en un tiempo máximo de 25 segundos el trámite de internación mediante el uso de un pasaporte electrónico», explicó.