Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Hacienda autorizó los incrementos de monto y beneficiarios de la pensión de adultos mayores ordenados por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, con el argumento de que no tendrán impacto presupuestario.

El monto de la pensión aumento 14.8 por ciento a partir del depósito del bimestre julio-agosto ya realizado, mientras que el universo de beneficiarios crecerá en alrededor de 43 por ciento, al incorporar a los adultos mayores de 65 años, y no sólo a los mayores de 68 años.
Armando Argandoña, director general “B” de Programación y Presupuesto, autorizó a la Secretaría del Bienestar el cambio a las Reglas de Operación del programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores en un oficio fechado el 14 de junio.

“La presente autorización presupuestaria se emite considerando que la modificación de las Reglas de Operación presentada por esa Secretaría (del Bienestar), en concordancia con lo señalado por la Unidad Responsable del Programa indican bajo su más estricta responsabilidad, que no tienen impacto presupuestario en el ejercicio fiscal de 2021 ni en los subsecuentes”, indica el oficio.

El documento fue incluido en el proyecto de acuerdo para cambiar las reglas de la pensión, enviado el 15 de junio a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) ,pero aún pendiente de publicación en el Diario Oficial.

Cuando anunció la medida, el 21 de marzo, López Obrador señaló que la pensión se irá incrementando hasta quedar en 6 mil pesos bimestrales en 2024 –el doble que en 2021– y estimó que se requerirán 240 mil, 300 mil y 370 mil millones de pesos entre 2022 y 2024 para cubrirla, dinero que, aseguró, saldrá de los ahorros por austeridad.

Para 2021, el programa tenía un presupuesto original de 135 mil 662 millones de pesos, 7 mil millones más que lo ejercido en 2020.

Si se toma en cuenta el aumento del pago a los 4.6 millones de beneficiarios actuales, que ahora es de 3 mil 100 pesos bimestrales, y se suman alrededor de 2 millones de personas del grupo de 65 a 67 años que tendrán derecho a cobrar, el presupuesto necesario para cubrir los pagos en 2021 podría crecer hasta en unos 23 mil millones de pesos.

Ni el oficio de Hacienda ni los documentos publicados por Bienestar incluyen algún cálculo actuarial o proyección sobre los costos que tendrá el incremento de la pensión, que se paga por igual a todas las personas, sin importar su situación socioeconómica o si perciben otras pensiones o jubilaciones.

La pensión está clasificada como un subsidio, es decir, se maneja en un capítulo presupuestario distinto a las múltiples obligaciones por pensiones y jubilaciones del Gobierno federal en regímenes del IMSS, ISSSTE, Pemex, CFE y militares, entre otros, que en 2021 se proyectaron en un billón 64 mil millones de pesos.